lunes, 26 de julio de 2010

Pico 2567 m. y Mallos de Lecherín 2422 m

21 de Julio de 2010
Jesús y Miguel
Desnivel: 1200 m
Horario: Pico Lecherín 2h 30'; Mallos Lecherín +1h; Regreso 2h 30'
Dificultad: Canales verticales

Nos situamos al final del valle de Aisa, justo donde termina el asfalto y una valla para el ganado impide continuar en coche. La cruzamos, andamos unos metros y subimos un fuerte repecho por un planchel de hormigón. Tras una curva salimos a los llanos de Napazal, a nuestras espaldas veremos el refugio de Boyeros. Cruzamos el arroyo y continuamos por la verde pradera. Encontramos un cartel que indica la collada de la Magdalena, pasando por el refugio de Rigüelo. Lo que pasa es que en sus primeros metros pierde altura y luego debe recuperarla. Para evitar esto, seguimos un poco más arriba hasta encontrar otra senda que va en paralelo a la anterior sin perder altura. Cuando superemos el refugio abandonaremos esta senda, GR, para continuar hacia el N-E por la pradera. A partir de ahora solo veremos algún mojón de vez en cuando.

Mallos de Lecherín
Al Norte queda el paso de la Garganta de Aisa, pero tenemos ir al collado marrón que hay a la izquierda de los Mallos de Lecherín. El pico Lecherín no se ve, queda oculto tras una nube, que desde que hemos empezado a andar no ha hecho más que crecer.
Tras un largo repecho y ya cerca del collado, paramos en una vaguada a reponer fuerzas. Mientras observamos como los sarrios corretean por la ladera, ¡¡ con qué facilidad suben !!
Después continuamos hasta el collado, donde a escasos metros comienza la niebla. Llevamos poco más de 2 h, giramos al Norte y por la ladera pedregosa nos vamos acercando hasta una canal. Por ella llegamos hasta la cima con la única dificultad de que en algunos tramos hay que estirarse un poco. Total 2h 30’.
Las vistas, según me cuenta Jesús son bastante buenas, aunque por lo visto hoy no vamos a disfrutar de ellas. En la cima hay una maqueta de la Ermita Virgen del Camino, restaurada por el Club de Montaña Sangüesa, allá por los años 70. Tras almorzar y alguna foto, regresamos. Descendemos unos metros y continuamos hacia el Sur, para bajar por otra canal no tan empinada, que termina por la mitad de la primera.

Mallos de Lecherín
En el collado sigue despejado, y decidimos intentar subir a los Mallos. Vamos hacia ellos y los empezamos a rodear a media ladera por la izquierda, hasta encontrar una empinada ladera de piedras entre dos de ellos. Subimos por ella hasta la base de las paredes. Allí dejamos los bastones (aconsejable dejar también la mochila), y comenzamos a trepar por la pared y luego por una vertical chimenea. Cuando nos encontremos otra vez entre dos mallos, giraremos hacia la izquierda y superaremos también por la pared izquierda una vertical garganta. Así llegamos a una de las cuatro cimas de que constan estos mallos.
De momento parece que no se puede pasar a las demás, ya que están separadas por grandes cortados. Aunque sí que podemos pasar a la de nuestra derecha descendiendo hasta el fondo de la grieta, y luego subiendo por encima de grandes bloques. No despistarse para saber por donde regresar.

Cortados en los Mallos
Descendimos con mucho cuidado y seguimos ladera abajo camino del refugio de Lopez Huici, característico con su tejado rojo, que ya veíamos desde que dejamos el collado. Comimos y después tomamos la pista que va hasta la Collada de la Magdalena, donde por buena senda con marcas de GR, se baja hasta el ref. de Rigüelo. Bueno, no llegamos a él, sino que lo rodeamos por arriba para no perder altura. Llegamos al coche cuando caían las primeras gotas.

P.d. Por la tarde diluvió.

Fotos de Miguel
Fotos de Jesús

viernes, 23 de julio de 2010

Balcón de Pineta y lago helado de Marboré

18 de Julio de 2010
Isabel y Miguel
Desnivel: 1300 m
Horario: Balcón 3h 30'; Lago +30'; Regreso 3h 30'
Dificultad: Fácil, pero de gran desnivel

Sobre las ocho de la mañana llegamos al aparcamiento de Pineta, hemos pasado la noche en el Hotel Bielsa. La mañana se presenta soleada y calurosa, con el cielo completamente azul.

Circo de Pineta
Nos ponemos en marcha, atravesamos la zona de acampada y seguimos las indicaciones hacia Marboré. Cruzamos el río por una pasarela de hierro y nos adentramos en el bosque hacia el fondo del valle. Ascendemos por él, cruzamos la pista que viene de La Larri, y seguimos subiendo. El bosque deja paso a una verde zona de grandes helechos, y comenzamos a ver hacia el Oeste la gran cascada del Cinca. Un cartel nos indica como llegar hasta ella, además de cómo ir a La Larri y a Marboré. Pasamos junto a un abrevadero y cruzamos una barranquera por encima de la nieve, con mucho cuidado. Seguimos en diagonal hacia la izquierda, evitando otra mancha de nieve, cruzamos un torrente, y remontamos junto a él. Por aquí el terreno está más descompuesto y cuesta ver la senda. Al llegar a una cascada giramos a la derecha, para seguir zigzagueando por la ladera en cortas lazadas.
Llevamos 2 h, y paramos a tomar algo. Nos encontramos con un zaragozano que sube un poco acalorado. Con él continuamos recorriendo el circo hasta un arroyo que hay justo antes de empezar la última canal. Aunque muy empinada, se lleva bien si no te sales de la senda, ya que ésta hace innumerables eses. Al final de este repecho giramos a la izquierda para por una pequeña faja horizontal en la roca salir al balcón de Pineta, 3h 30’. Grandes vistas hacia el Este: La Munia, Robiñera, llanos de La Larri, el Valle de Pineta y el collado del Cañon de Añisclo. Y hacia el Sur la impresionante cara Norte de Monte Perdido y del Cilindro de Marboré.

Monte Perdido y Cilindro de Marboré
Nos volvemos a encontrar con Pablo, y tras él cruzamos hacia el N-O por la nieve hasta la presa del lago de Marboré. Todavía permanece helada una gran parte de su superficie.
Una media hora desde el balcón.
 Hacia el Norte en mitad de la cordillera vemos una gran brecha, donde se asienta el refugio de Tucarroya. La subida se ve complicada, ya que tras superar un empinado nevero queda una zona rocosa aún más empinada. Lo dejaremos para otra ocasión.

Brecha de Tucarroya
Esta cordillera va desde el Pico Pineta por el E, hasta los Astazu por el O. Puede que éstos últimos sean nuestra próxima salida.
Hacia el Sur seguimos contemplando Monte Perdido, y a varios grupos de montañeros cruzando por su glaciar. Característicos la rimaya y el serac que aquí podemos observar.
Tras comer y unas cuantas fotos en el lago, regresamos. Durante el descenso hicimos una parada estratégica a la sombra de una pared, ya que el sol nos había castigado durante todo el día. Hasta el aparcamiento unas 3h 30’.

miércoles, 7 de julio de 2010

Faja de las flores y clavijas de Cotatuero

26 de Junio de 2010
Jesús, Oscar y Miguel
Desnivel: 1100 m
Horario: Subir a la Faja de las Flores: 2h 20’. Recorrer Faja: 1h 10’
Todo el recorrido: 6h 30’
Dificultad: Clavijas, canales, y mucho patio.

Como todavía no me he recuperado del jueves, pido a mis compañeros que preparen alguna ruta que no tenga mucho desnivel, como unos 1000 m, para poder acompañarlos.
La semana pasada se quedaron con las ganas de pasar las clavijas de Cotatuero camino del Tobacor, así que decidimos subir por Carriata, recorrer la faja de las Flores y bajar por ellas, realizando así un recorrido circular. Como tenemos predicción de que a medio día puede haber tormentas, barajamos la posibilidad de subir por Cotatuero. Al final “nos decidimos” por la primera opción.

Tozal del Mallo
Comenzamos desde la pradera de Ordesa (último fin de semana que se puede acceder en vehículo particular) retrocediendo por la carretera hasta Casa Olivan. Desde aquí tomamos la senda que parte hacia Carriata (Norte). Progresamos ascendiendo por el espeso bosque, con la única referencia del Tozal del Mallo, que de vez en cuando asoma entre la vegetación. Pasamos junto a los restos de un antiguo refugio, y luego junto a uno nuevo de madera. Nada más salir del bosque aparecen ante nosotros los paredones del circo de Carriata. Dejamos a la derecha la senda que se dirige a la faja de Racún, cruzamos por encima de una pequeña cascada, y zigzagueamos por una empinada ladera, en busca de las clavijas de Carriata, y dejando también a la derecha el desvío a la Fajeta para evitar éstas.

Las clavijas constan de un par de tramos verticales, fáciles, que nos colocan en una ladera herbosa donde un cartel señala la dirección hacia el Tozal del Mallo, por la izq, y a la Fajeta por la dcha.
Seguimos hacia el Norte, por la empinada ladera, primero de hierba y luego de rocas, hasta llegar a un pequeño llano, justo antes del comienzo de la faja de las flores. En éste último tramo hemos ido alcanzando a un grupo de montañeros, y eso ha hecho que Jesús acelere el paso. Yo más despacio y sin parar, también he conseguido pillarlos. Luego paramos a almorzar a la sombra junto a una pared.
Llevamos 1000 m de desnivel en 2h 20’, y yo que les pedí algo suave … Nos ha costado lo mismo que hace tres años cuando subimos por aquí al Pico Salarons.

 Faja de las Flores y Punta Escuzana
Comenzamos la faja en dirección SE, más ancha de lo que parecía y de las que no te puedes caer … dejando a la espalda la Punta Escuzana. Recorreremos la Punta del Gallinero pocos metros por debajo y con magníficas vistas hacia la pradera de Ordesa. Según avanzamos tomamos dirección NE, al tiempo que aparece frente a nosotros el Tobacor y el circo de Cotatuero. Pocas flores hemos visto, parece que éste año van retrasadas. Al terminar la faja, aparecen por el Norte: El Taillón, la Brecha, el Casco, la Torre, Marboré, … y una nube gris que lo cubre todo.

El Taillón, la Brecha y el Casco
Mientras nos hacíamos fotos, nos hemos encontrado con una pareja que alargaban su ruta tras subir al Taillón desde Bujaruelo. ¡¡ Casi nada !!

Comenzamos a descender siguiendo los recuerdos que Jesús tenía de la última vez que estuvo por aquí. Algunos mojones y dirección hacia la cascada de Cotatuero. Varios truenos nos avisaban de que ya era medio día, y con algunas gotas llegamos a la parte superior de la cascada. Aquí nos detuvimos a colocarnos el arnés. Descendimos unos pocos metros hasta el comienzo de las clavijas, y mientras esperamos a tener vía libre se puso a llover, acompañado de pequeños granizos. 
Yo solo llevo la capa, así que en camiseta a esperar que no sea mucho, y Jesús y Oscar se ponen el chubasquero.

Clavijas de Cotatue
Un primer paso horizontal con clavijas para pies y manos, además del cable de vida, fácil pero que no disfrutamos nada y apenas pudimos hacer fotos. Y un tramo vertical, más complicado y sin sirga en el que hay que estirarse un poco, y ya está. Bajo una visera nos quitamos el equipo, y mis compañeros se colocan la capa. Yo como ya estoy mojado y parece que ahora solo chispea decido seguir en camiseta. No me fue mal, porque no pasó de eso hasta llegar a la pradera, donde empezó a llover un poco más. Desde las clavijas descenso agradable por el bosque en 1h 30’.

Fotos de Jesús
Fotos de Miguel
Fotos de Oscar y Reseña

viernes, 2 de julio de 2010

Picos de Ordizeto o de la Espada 2825 m, desde la aduana

24 de Junio de 2010
Jesús y Miguel
Desnivel: 1600 m
Horario: Ida: 4h 50’; Vuelta desde la Punta Norte: 3h
Dificultad: Larga y de gran desnivel. Cresta aérea y descompuesta

El punto de inicio de esta ruta se encuentra junto a los edificios de la antigua aduana española, en la carretera que une Bielsa con el túnel fronterizo, más o menos a la mitad del camino. Aparcamos en una explanada junto al río.
Barranco de Trigoniero
Cruzamos el río Barrosa por el puente de Trigoniero, la senda (PR) asciende por la ladera del bosque yendo a buscar en dirección Este el barranco de Trigoniero. Jesús me coloca delante para que suba a mi ritmo. Cruzamos varias vallas para el ganado, y protegidos del sol por el bosque seguimos avanzando junto al cauce. Tras 1h 30’ cruzamos el barranco y salimos a un gran llano, la Plana el Cabo, con su refugio al fondo.
Aquí dejamos el barranco principal y las marcas de PR, para ascender sin itinerario fijo, por una empinada ladera herbosa. Todo esto por la derecha del barranco de l’Ibonet. Jesús va por delante buscando mojones, que a veces nos tenemos que imaginar. Cruzamos algún nevero, en uno de ellos piolet en mano, y seguimos subiendo. Por la mitad de la ladera paramos a echar un bocado, y a reponer fuerzas que lo necesito. Continuamos hacia la izquierda en busca del collado que da acceso al ibón, consiguiendo salir un poco más arriba, llevamos 3h.

Picos de la Espada
En lugar de seguir hacia el Puerto de la Plana (NE), cruzamos por la nieve, que a esta altura lo cubre casi todo, hacia el SE y sin perder altura llegamos hasta la cresta. Voy bastante lento, creo que no he almorzado lo suficiente, y la mochila me pesa un montón. Giramos hacia el SO para seguir la cresta (aérea y bastante descompuesta), con mucho cuidado. Se me hace larguísimo, llegando a la primera cima en un total de 4h 25’.
Decidimos comer aquí, pero a la vuelta, así que dejo la mochila, ¡¡ que descanso !!, le paso el piolet y la cámara de fotos a mi compañero y proseguimos la cresta. Bajamos una canal y cruzamos un pequeño nevero, al final no hizo falta el piolet, y por una última ladera de piedra suelta llegamos a la redondeada cima del pico de la Espada. Total 4h 50’.

Ibón de Ordizeto y Punta Suelza
Buenas vistas: Hacia el Sur el Ibón de Ordizeto con Punta Suelza. Al Este el Culfreda, Bachimaña y el Poset. Y por el Oeste el Monte Perdido, por donde han ido creciendo nubes. Unas fotos y regresamos a la otra punta. Volver me ha sido mucho más fácil.
Tras comer reandamos la cresta hasta un punto donde nos echamos a la nieve, previamente nos habíamos colocado las polainas, para descender rápidamente unos 300 m de desnivel por ella hasta las proximidades del ibón. Por aquí la nieve ya se acaba y recogemos las polainas. Otra vez sin itinerario fijo descendemos la ladera hasta la Plana del Cabo, y paramos a tomar algo. Nos fuimos antes de lo previsto porque un rebaño de vacas se empeñó en pasar por donde estábamos sentados.
El regreso desde la Punta Norte 3h.

Fotos de Jesús
Fotos de Miguel
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...