viernes, 9 de diciembre de 2011

Ferrata Regina de Peramola (Lérida)

9 de Diciembre de 2011
Javier, Jesús y Miguel
Dificultal Alta: Paredes verticales, Puente Tibetano, Extraplomos y Paso de Fé (tú mismo)
Material: Casco, arnés, disipador y guantes
Horario: Aproximación 20'; Ferrata 3h; Descenso 1h 5'

El punto de inicio está situado en el km. 148 de la C-14 entre Oliana y Coll de Nargó, camino de la Seu d’Urgell. El aparcamiento es un trozo de la antigua carretera junto al puente de la Esquella y antes de entrar en el túnel.
Ningún cartel indica por donde comenzar, menos mal que encontramos a dos montañeros que nos confirman el camino. Caminamos los primeros metros junto al barranco, luego remontamos entre los matorrales y deberíamos volver al barranco, pero aquí nos confundimos y seguimos otra senda entre matorrales que seguía subiendo hacia la peña. Tras dar un pequeño rodeo volvimos a encontrar la senda correcta, marcada con unos puntos rojos. Llegué bajo las paredes de la peña con resuello, ya que mis compañeros habían subido casi a sprint. Seguimos avanzando junto a la pared, con el pantano a la vista y en paralelo a la carretera que ya queda mucho más abajo, hasta encontrar en el inicio del a ferrata, 20’.
El comienzo es muy vertical y aéreo, preludio de lo que nos espera, está bien equipado y el primer tramo termina en una zona de matojos. Luego atravesamos una profunda canal con algo de vegetación, y seguimos subiendo. A lo alto ya podemos divisar el puente colgante. Antes de él llegaremos a una bifurcación. Por la izquierda vamos a subir a la aguja, sólo es un tramo vertical de clavijas, y desde ella podemos contemplar perfectamente el pantano de Oliana.

Puente Tibetano, Jesús

Volvemos a la bifurcación y ahora seguimos por la derecha, para llegar al puente colgante, ¡Vaya altura!
De uno en uno lo vamos cruzando ¡Qué impresión! Al otro lado nos espera otra pared vertical. Un rellano, otra pared, ésta con un desplomado nos lleva hasta “el paso de Fe”, en el que deberemos de pasar de una pared a otra.

Paso de Fé, Javier
Cadena, Miguel

Llegamos al último tramo. En él debemos decidir si vamos por el camino con desplomado, o vamos por el fácil. Como no, iremos por el difícil, aunque ¡Cuidado! Que las fuerzas ya van un poco justas después de casi 3 horas. El desplomado es exigente, debemos de tomarnos unos minutos de descanso antes de atacarlo.
Al llegar arriba, tiraremos por la izquierda y veremos el cartel de salida, donde están las últimas grapas.
No hay que quitarse el equipo, ya que el descenso es como otra ferrata más.


Al finalizar, Jesús, Javier y Miguel

Fotos:
Cámara de Miguel y Reseña Pdf
Cámara de Jesús
Cámara de Javier

jueves, 8 de diciembre de 2011

Ibón de Ordicuso, desde el balneario

8 de Diciembre de 2011
Isabel y Miguel
Desnivel: 475 m
Horario: 1h 40'; Regreso 55'
Dificultad: Fácil

 
Ibón de Baños

Comenzaremos desde el balneario de Panticosa, caminando junto al ibón de Baños hacia las pistas de esquí de fondo. Una vez atravesadas éstas, encontraremos el inicio de la ruta.
La senda asciende en continuos zig-zag bajo el bosque de pino negro, dejando abajo la caseta de la fuente. Tras 45’ llegamos a la Mallata Baja, donde el bosque da paso a los prados, dejamos a la derecha la senda más marcada, que sube a la Mallata Alta, y proseguimos junto al barranco ganando altura. La senda está marcada en todo momento por mojones de piedras. Vamos girando hacia el Sur, abandonamos el barranco de Argualas, y seguimos junto a otro barranco.

Formación de hielo en el barranco

Empieza a aparecer la nieve, una fina capa, y el barranco presenta curiosas formaciones de hielo. Por nuestra izquierda y abajo, vemos un pequeño ibón helado, y seguimos ascendiendo. Hacia el Este aparece una especie de collado, nos dirigimos hacia él y descubrimos otro par de ibones helados. Luego giramos hacia el Norte y en breve divisamos los ibones de Ordicuso, que por supuesto también están helados.
Al superior de estos dos ibones, creo que no le va a dar el sol en todo el día, así que descendemos los escasos metros que separan a ambos ibones y buscamos un lugar para almorzar.

Ibón de Ordicuso, con los Dientes de Batans al fondo

El día completamente despejado nos permite disfrutar de unas vistas impresionantes, con los Dientes de Batanes al fondo, sobre el ibón.
Para volver podemos hacerlo desde cerca de la desembocadura. Remontamos la loma hacia el Oeste, por donde parece haber un collado, y en lo alto encontraremos la senda y los mojones. Esta baja directamente hasta el barranco por el que hemos subido antes, pero con cuidado que al principio está a la sombra y la nieve ya pisada está helada. Luego nos uniremos al barranco de Argualas, cruzaremos la Mallata Baja y llegaremos al Balneario en poco menos de 1h.


Fotos

jueves, 1 de diciembre de 2011

Tuca de Estós 2532 m, desde el puente de Literola

26 de Noviembre de 2011
Javier, Jesús, Oscar y Miguel
Desnivel: Tuca Frontonet 830 m; Tuca de Estós +180 m; Total: 1000 m.
Horario: Tuca Frontonet 2h 11'; Tuca de Estós +1h; Descesnso 2h.
Dificultad: Fácil
Material: Crampones y piolet

Comenzaremos desde el puente de Literola, en la A-138 que sube de Benasque hacia ... debería llegar a Francia ... en fin a la altura de los Baños de Benasque. Mañana agradable, típica de inversión térmica, con nieblas en los valles y temperaturas suaves en el Pirineo. Unos metros carretera arriba comienza la senda, que se adentra en el pinar ganando altura rápidamente. Salimos a una pequeña pleta, seguimos subiendo, la senda se endurece, tenemos que salvar los murallones que dan entrada a este valle "colgado". A la izquierda un roquedo con algunos pinos negros ocultan como se descuelga el barranco bruscamente. Superaremos sucesivos peldaños hasta llegar a un gran llano con grandes piedras esparcidas por él. Llaneamos atravesando la pradera y al fondo llegaremos a la cabaña de Literola.

Roquedo con pinos negros

En el llano anterior, Javier nos ha abandonado en busca de las Tucas de Literola (hacia el N), ya que la Tuca de Estós ya la conocía.
Llegamos a la cabaña, 1h, pasamos por delante, no espera parece que la senda va por detrás ... lo rodeamos y giramos S-E, atravesamos un arroyo y seguimos por trazas de senda. Al E vemos un pequeño ibón, al que no iremos, sino que seguimos ascendiendo ladera arriba S-O, ... la senda no es por aquí ...
Aparece la nieve, una fina capa sin asentar, a veces resbala. Hace ya un rato que hemos decidido subir primero a la Tuca Frontonet, ya que nos hemos dado cuenta de que perdimos la senda. Empieza a soplar el viento, con lo tranquilo que estaba el día. Tras algún resbalón, llegamos a la cima junto con una fuerte ventisca.

Jesús y Oscar, progresando sobre fina capa de nieve

Proseguimos por la arista S-E hacia el Cuello de Estós, aquí deberíamos de haber salido ... El viento cada vez es más fuerte, pero seguimos, ya parará ... y por el cordal con una pequeña capa de nieve llegamos a la cima, 30' desde el collado.

Tuca y collado de Estós

Arriba el viento está menos violento, y las vistas son inmejorables, ya que estamos en el centro de tres de los grandes del Pirineo: Posets, Perdiguero y Aneto-Maladeta, el cielo está prácticamente despejado.

Javier, Jesús, Oscar y Miguel, vista desde la Tuca de Estós

Tras almorzar y ya cuando nos íbamos, llegó Javier. No había podido cumplir su objetivo teniendo que darse media vuelta en una ladera muy empinada, por no llevar el equipo adecuado. 
Bajamos hasta el collado, seguía la fuerte ventisca, y desde él seguimos las huellas que Javier había hecho subiendo. Primero dirección N-E para luego girar N-O poco antes de llegar al ibón helado.

Perdigueret reflejado sobre el ibón helado

Seguimos hasta la cabaña de Literola, pasamos por debajo de ella, como teníamos que haber hecho por la mañana, y subimos hasta la senda que baja por el margen izquierda del barranco.
Paramos a comer al sol, rápido que en 5' tenemos sombra y frío, y por el mismo camino de subida llegamos hasta la carretera, 2h.


Track gracias a Oscar



Reseña de Javier Sanagustín:

Tuca de Estós o Tuca Dalliú  (2531 metros)

El sábado 26 de Noviembre de 2011 Jesús ha decido subir a la Tuca de Estós, le acompañamos Miguel, Oscar, el espíritu de Ramón, pues a última hora la jaqueca le ha hecho de las suyas y no ha venido, y Javier hasta la mitad, pues el año pasado en diciembre subió al Pico de Estós y ha decidido hacer la Tuca de Literola (2.800 y pico) que está situada enfrente. Situado en el Valle de Benasque, se puede subir por el Valle de Estós, o el valle de Literola, mas corte este último y con menos desnivel, 1000 metros justos de ascensión, y cara norte, por lo que la sombra nos acampañará durante todo el día. En invierno se agradece el Sol. Tras subir por la carretera A-139, y cruzar el puente del barranco de Literola se ve el cartel indicador y la magnífica senda que sube hasta la cabaña de Literola. Subimos por la senda que va por la margen izquierda del barranco, no hay nieve en la cara sur de los picos hasta mucha altura (2.350-2.500, dependiendo de la orientación), en la norte alrededor de los 2.150 m. Está marcado con mojones y pintura, y el camino es evidente, pasamos primero por el bosque de abetos, luego una zona despejada con una con un corral de piedras, y después por una pequeña pedrera con bastante pendiente, que nos deja en unas praderas desde las que tras bajar un poquillo llevan hasta el puente de madera que lleva  a la cabaña de Literola, muy visible. Yo decido subir por la cara sur hasta la Tuca de Literola, sin senda, todo recto para arriba, sin pensarlo, sin hacer zetas, y tras ganar altura, a eso de de los 2.500 metros, bastante verticales, llega la nieve, me calzo los crampones para zapatillas, y sigo subiendo, conforme alcanzo los aproximadamente 2.600 metros, la pala final se está poniendo muy vertical, los crampones no agarran los suficiente, y además la nieve es durilla, por lo que me lo pienso hago unas pruebas de agarre bajando y veo que crampones no agarran, por lo que decido bajar. Bajo con cuidado intentando ir de zona en zona sin nieve, y cuando acaba la nieve, directo a la cabaña. He visto a mis compañeros de excursión en la cima del Pico Frontonet (2.408 mts.). Han subido por la derecha del Pico por una senda imaginaria, primero a este pico y luego a la Tuca de Estós, yo decido subir  por la normal que está con mojones y bien marcada, algún rato por la nieve me cuesta ver la senda, pero sin problemas llego al collado de Estós, 2.365 m. No hace falta ponerse  los crampones pues la nieve se hunde, en cambio si hacen falta las polainas. Yo las llevo. Oscar no ha querido ponérselas, dice que hoy quiere comprobar que tal se sube sin polainas, mojándose los bajos (de los pantalones y zapatillas). En este collado ya se ve todo el valle de Estós y la subida al pico desde este valle. Subimos (y es verdad, hemos subido pero unos antes y otros después) por la cresta hasta el pico, cresta bastante pendiente, que si se hace con esquís creo que bajar se puede por las fuertes pendientes desde la cima, pero subir con los esquís a la espalda en algún tramo, pero hasta el collado está muy bien para foquear. Desde la cima la vista circular es de primer orden. Por citar algo, todos los picos desde la Tuca de Ixeia, magnífica pirámide, hasta el Posets, Perdiguero, y Macizo de la Maladeta, Vallibierna, Cerler etc… En la cima se está muy bien, pero la subida y bajada hasta el collado se hace penosa por la ventisca que hace que la nieve te de en la cara cual agujas de practicante (actualmente ATS). Bajamos por el mismo sitio que he subido yo, la subida normal. Al final y poco antes de la cabaña pasamos por una pequeña charca completamente helada. Y sin más,  desde la cabaña bajamos por donde hemos subido.
Al final a unos les han salido unos 1.000 metros de desnivel y a otro, unos 1.600 . El día ha sido muy bueno aunque con muchas sombras. Y el tiempo que nos ha costado: poco.

Saludos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...