jueves, 10 de mayo de 2018

Puntas Fobions, Corona y Suerio, desde Asín de Broto

5 de Mayo de 2018
Jesús y Miguel
Desnivel: 900 m
Dificultad: Fácil
Distancia: Unos 12 km.
Circular: Si

Horario - Altitud - Lugar
  8:32 - 1086 m - Asín de Broto
  8:49 -              - Encontramos senda
10:04 - 1780 m - Enlazamos pista
10:24 - 1934 m - Punta Fobions
10:46 - 1942 m - Punta Corona
10:55 - 1954 m - Punta Suerio
11:36 -              - regreso
13:00 - 1335 m - Ermita San Mamés
13:48 - 1086 m - Asín de Broto

Comenzamos desde Asín de Broto, al llegar un lugareño nos indica que aparquemos en una finca a la izquierda, detrás de los carteles.
Tomamos esa misma calle, pavimentada con cemento que sube ligeramente pasando junto a la iglesia y esconjuradero para luego salir del pueblo por la parte alta.

Esconjuradero e Iglesia de Asín de broto

Más adelante hay un cartel en forma de flecha pero sin rotular, junto a la señal de PR-118 que va a la ermita de San Mamés. Hemos leído que se sube por la pista y Jesús una vez tuvo que darse la vuelta por esta senda porque estaba muy vestida, así que desconfiamos de la senda, aunque se ve limpia y seguimos por la pista. La ermita la visitaremos a la bajada. La pista tras una curva muy ancha toma dirección Sur-Este y al poco a la izquierda aparece una senda con un aspa blanca y muy limpia en lo que a vegetación se refiere.

Senda muy limpia

Ahora Jesús me dice que su cuñado había subido hace poco a este pico por una senda limpia. Aún con dudas, seguimos por esta senda que asciende entre muretes de piedra. Sobre la cota 1260 encontramos una senda que retorna al pueblo, pero seguimos hacia arriba.
El ritmo es bueno y en cuanto nos empieza a dar el sol, sobra ropa. Pasamos un barranco con un pequeño abrevadero, y luego al volver a la izquierda, otro cartel sin rótulo, dejamos abajo el chorro abundante de una fuente. Dejamos atrás pinos y boj para continuar por verdes praderas con algún que otro erizón.

Erizones

Zigzagueamos en busca de la cima hasta que enlazamos con la pista que viene de San Mamés (1780 m). Seguimos por ella, pasando por debajo de la primera cima buscando el mejor camino, para luego subir por la arista con abundantes erizones y mucha piedra suelta. En menos de 2 h hemos llegado a la primera Punta, donde perturbamos la paz de un pequeño rebaño de ovejas (una de ellas llevaba un cencerro).

Punta Fobions

Las vistas son espectaculares: Sabocos. Tendeñera, Vignemale, Taillon, Brecha, Monte Perdido, Tres Sorores, Cotiella y Turbón, por nombrar algunos. Lástima que las nubes desmerecieran la vista y solo pudiéramos disfrutar de las mitades.

Jesús y Miguel en Punta Fobions

Esta primera Punta es llamada Fobions, y para ir a la Punta Corona solo tenemos que descender unos metros y luego remontar casi los mismos hasta la cima. Y la tercera Punta el Suerio es aún menos desnivel que para la segunda.
Fotos y almuerzo muy bien, hasta que se empezó a nublar y una brisa fresquita nos invitó a marchar.
Volvimos sobre nuestros pasos pero evitando la Punta Fobions por la pista que hay por la derecha. Las ovejas estaban aquí y mientras no cruzáramos el nevero estaban muy tranquilas. Descubrimos la mirada del borrego.

Mirada de Borrego
Seguimos por la pista hasta la primera curva, luego atajamos entre erizones una vez y otra por una zona quemada. Seguimos ya todo el camino por la pista, hasta llegar a la ermita de San Mamés en la que descubrimos que hoy es día de romería y está muy concurrida. Pasamos junto a la hoguera y nos invitaron a torta bendecida y a vino. Luego en la ermita hablamos con un conocido de Huesca, y como está abierta entramos a verla. Nos enseñó el Cristo románico de los pies separados.

Ermita de San Mamés

Cristo románico de los pies separados

Aquí seguimos las marcas de PR para bajar al pueblo, primero senda, luego pista solo para 4x4, y luego otra vez senda. En este último tramo descubrimos un enlace que debe unir con la senda del aspa blanca.

Senda entre muretes

Llegamos al pueblo y visitamos los exteriores de la iglesia y el esconjuradero.

Fotos
Reseña en Pdf

miércoles, 18 de octubre de 2017

Ibonet de Batisielles & Ibón de Escarpinosa

14 de Octubre de 2017
Yoli, Daniel y Sergio; Pilar, Antonio, Daniel y Adrián; Isabel, Miguel y Diego
Desnivel: 725 m
Distancia: 14 km. (Ida y vuelta)
Dificultad: Media
Tipo de recorrido: Ida y vuelta.

Horario - Altitud - Lugar
10:30 - 1300 m - Aparcamiento Valle de Estós
11:00 - 1400 m - Palanca de Aiguacari
11:15 - 1500 m - Cabaña de Sta. Ana
11:40 - 1550 m - Fuente Coronas
11:45 - 1570 m - Desvío ibones
13:00 - 1880 m - Ibonet de Batisielles
14:00 - 2031 m - Ibón de Escarpinosa
15:11 -              - inicio regreso
15:50 - 1880 m - Ibonet de Batisielles
16:45 - 1570 m - Desvío ibones
17:45 - 1300 m - Aparcamiento Valle de Estós

Punto de partida: Salimos de Benasque hacia el Norte por la A-139, tras cruzar el puente de San Chaime, tomamos el desvío a la izquierda hacia el Valle de Estós. Encontramos el aparcamiento antes de la presa, en una explanada (en verano creo que cobran por aparcar).
Caminando: Salimos del aparcamiento por las escaleras y una senda que nos saca a la pista que asciende hasta la presa. Pequeño repecho para entrar en calor bajo la sombra agradable de la vegetación y los paredones junto a la presa. Sigue la pista junto al río por el margen izquierda, hasta  la Palanca de Aiguacari, por donde cruzamos al otro lado. Después de jugar un poco con las piedras y el río, seguimos la pista. El otoño nos deleita con sus colores amarillos, ocres y rojizos, aunque se nota la sequía tan larga que está azotando el país. Nos han adelantado unos todoterreno de los ganaderos de la zona, y un taxi, y nos han recordado la contaminación ...
Encontramos un paso canadiense, aquí están las vacas retenidas, y tenemos que cruzar entre ellas, ¡menuda aventura! Luego se ponen en movimiento y nos adelantan enseguida.


Tras 15' desde la palanca llegamos a la Cabaña Pastoril de Sta. Ana, donde el valle se abre y paramos a inspeccionar y jugar otro poco.

Cabaña de Sta. Ana

Más adelante encontramos la Fuente Natural de Coronas y en media hora más llegamos al desvío a Batisielles.

Fuente de Coronas

Empezamos a ascender por el hayedo, ¡esto si que es subir! y se empieza a notar en los peques un poco de aburrimiento.

Hayedo

Gracias a Pilar conseguimos animar a los pequeños y tras una paradita para comer alguna chuche, seguimos y llegamos al Ibonet de Batisielles (llevamos 3h y media, ¡no me lo creo!).

Ibonet de Batisielles

Aún es un poco temprano, así que tras consultar y ver la inquietud de los peques, continuamos para intentar llegar a Escarpinosa. Con tranquilidad fuimos ascendiendo entre hermoso bosque y animando al los peques. Así en poco menos de 1h llegamos al precioso Ibón de Escarpinosa, donde nos quedamos a comer.

Ibón de Escarpinosa

Hay bastante gente, todo el camino ha sido una romería y resulta difícil hacer fotos exclusivamente al paisaje. Nos hizo una mañana perfecta, salvo cuando alguna nubecilla eclipsaba un momento al sol.

Foto de grupo

Tras comer, no tuvimos un momento de relax, ya que los peques estaban muy movidos y no paraban quietos, así que a las 15:10 decidimos volver y que gastaran las energías en el descenso. Se portaron como campeones, y en 2 h y media rehicimos nuestros pasos. Algunas veces era necesario cogerlos de la mano, por si acaso.

Descenso llegando al Ibonet de Batisielles

En la pista nos cruzamos con unos cuantos caballos, uno quería comerse nuestra mochila, y otros venían detrás nuestro. 
Luego de vuelta a Benasque.




Resto de fotos

sábado, 30 de septiembre de 2017

Pico Montidinera 1448 m, desde Vadiello

30 de Septiembre de 2017
Jesús y Miguel
Desnivel: 800 m
Distancia: 6 km (ida); 6,5 km (vuelta)
Dificultad: Media
Tipo de recorrido: Lineal con un lazo

Horario - Altitud
  8:35 -   720 m - Presa de Vadiello
  9:11 -   900 m - Dejamos pista principal
  9:26 -   950 m - Llano de la Carrasca
  9:42 - 1050 m - El Pito
10:33 - 1448 m - Cima Pico Montidinera
          -   780 m - Vadeando el barranco
          -   830 m - Esconjuradero
12:45 -   720 m - Presa de Vadiello

El empeoramiento del tiempo de última hora nos hace cambiar de planes, y dejar el Pico Xuans para otra ocasión, así que nos quedamos en la sierra, a ver que pasa con la lluvia.
Desde la presa de Vadiello cogemos la pista que se dirige a San Cosme y San Damián. Jesús desde el principio impone un ritmo muy alto, parece que no hubiera un mañana. No, después me dijo que las pistas son muy aburridas.

Pico Montidinera

Tras 2 km de pista, dejamos a la izquierda el esconjuradero por donde una senda cruza hasta San Cosme y San Damián.
La pista sube sin descanso, cuando llevamos 35' la abandonamos para seguir por otra, que con una barrera nace por la izquierda. Por ella bordearemos por arriba el pequeño valle, tomando nuevamente otra pista por la izquierda (dejando la pista que se dirige a la Tejería).
Llegamos a unos indicadores que dicen Nocito y Fabana por la derecha, pero seguimos de frente ya que enseguida aparece el Llano de la Carrasca.

Llano de la Carrasca

Seguimos el camino que toma dirección N-O, y cuando empieza a bajar hacia el cauce, aparecen unos mojones a la izquierda marcando una pequeña senda. Por ella ascendemos entre boj y carrascas, pasamos junto a una enorme piedra redonda, conocida como "El Pito", y empezamos a ascender en serio por la pedrera que se dibuja entre el boj y los erizones. 

Camino Montidinera, con el Pito en el centro

La senda nos lleva hacia las formaciones rocosas de la izquierda, pasamos por debajo de ellas pero siguiendo la misma dirección. Una vez las hemos superado en altura, nos aparece una interminable ladera por la que la senda sube zigzagueando entre el boj y los erizones. Tiene menos desnivel, pero mi cansancio es mayor, hace mucho calor, no corre nada de aire, estamos sudando muchísimo, y apenas hemos bebido agua.
Cuando parece que ya llegamos a la cima, empiezan a caer unas gotas. Me apresuro en intentar llegar lo antes posible y llego a la cima con gran sobrealiento.

Peña Guara, desde el pico Montidinera

Dos fotos y un mini bocata, y mientras me lo comía iba sacando la capa que está llegando esa nube tan fea y ya empieza a llover. Así que, con este record de permanencia en una cima, emprendemos el descenso. La capa se me engancha varias veces, que rabia, la tuve que recortar por detrás. Una fina lluvia nos acompañó durante todo el descenso. En el Llano de la Carrasca tomamos la pista que pasando por varias ermitas llega a San Cosme y San Damián. Poco antes de llegar cogemos la senda que baja a cruzar el barranco seco y luego remonta hasta el esconjuradero, para unirnos con la pista que lleva hasta la presa.
En una de las Ermitas se encuentra la Fuensanta que le da nombre y donde se puede repostar agua.

Fotos
Reseña en Pdf

sábado, 29 de julio de 2017

Ibones de Ordicuso

29 de Julio de 2017
Yoli, Daniel y Sergio; Antonio, Pilar, Dani y Adrián; Antonio, Pilar y Aitana; Isabel, Miguel y Diego;
Desnivel: 480 m
Distancia: 5,4 km (ida y vuelta)
Dificultad: Fácil
Tipo de recorrido: Ida y vuelta.

Horario - Altitud
11:18 - 1637 m - Balneario de Panticosa
12:10 - 1860 m - Mallata Baja
13:16 - 2100 m - Ibones de Ordicuso

Fin de semana de cambio de quincena de vacaciones, mucho tráfico y dificultades para aparcar en el Balneario de Panticosa, desde donde partirá la excursión de hoy.
Desde las inmediaciones de la Casa de Piedra, y una vez equipados, retrocedemos hacia el Ibón de Baños para tomar la senda que sube hacia las Mallatas. Atravesamos las pistas de esquí de fondo, que no os despisten las flechas en los árboles, el camino comienza en el edificio de la fuente.

Camino de la Mallata Baja

Los peques algo alborotados quieren ir delante, subimos por la senda que zigzaguea por la ladera del bosque en busca de la Mallata Baja. Mucha piedra suelta con arena hasta aquí, cuidado con los resbalones que a veces la pendiente es considerable.
Al salir del bosque, de frente nos encontramos una gran roca indicando Ordicuso, por aquí seguiremos después de hacerles unas fotos a los niños sobre la gran roca. A la derecha dejamos el camino que sube hacia el Garmo Negro.

Camino de Ordicuso

El valle se nos abre, nos vamos acercando al cauce del barranco, y los peques ya solo piensan en el agua. Poco más adelante la senda cruza el barranco, ya con el cauce seco. Este surge a escasos 10 m de donde cruzamos, y el agua está muy fresquita. También de vez en cuando sopla un poquito de aire fresco. Seguimos ganando altura, con los peques marcando el ritmo. El valle va girando a la izquierda, y por el barranco vuelve a correr el agua. La senda se aleja del cauce por la izquierda ganando altura por ladera herbosa. Hacemos una mini parada para reponer fuerzas. A Diego creo que le aprietan las botas y por eso se va quedando atrás.

Parada estratégica

Parecía que no quedaba mucha subida, pero aún nos encontramos con un par de duros repechos hasta aparecer entre los dos ibones.

Llegando a los ibones

Primero fuimos al inferior, pero subimos al superior a darnos un remojete. Diego y yo solo nos remojamos un poco los pies. No llevábamos cangrejeras y había muchas piedras, vaya olvido. Los demás niños disfrutaron como enanos, je je. Como corría un poco de viento volvimos al ibón inferior a comer, resguardados por la ladera y sobre una zona de piedra.

Ibón Superior de Ordicuso

Ibón Inferior de Ordicuso

Foto de grupo

Después de comer Diego parecía más contento y empezó a jugar con los demás niños.
Se iba cerrando el cielo con nubes, que nos daban un respiro, ya que el sol picaba de lo lindo.
El regreso por el mismo camino, y cuando íbamos por la Mallata Baja, una nube nos asustó, remojandonos un poco, bueno cuatro gotas, cumpliendo las previsiones. Descendimos con cuidado hasta el Balneario buscando parte del bastón perdido de Dani, que no lo encontramos. Llegamos a la fuente casi agotando las reservas de agua, y para terminar fuimos a la Casa de Piedra a tomar un refresco.
Luego de camino a Huesca, tras breve siesta en el coche, paramos en el parque de Biescas, para jugar en el campo de fútbol, y dar una vuelta por el pueblo.

Más fotos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...