domingo, 9 de octubre de 2016

Pico Salbaguardia, 2738 m

15 de Agosto de 2016
Azu, Javi, Miguel, Julian, José Luis y Noelia
Desnivel: 1100 m.
Distancia: 18 km.
Dificultal: Moderada
Tipo de recorrido: Circular

Horario - Altitud
  8:29 - 1700 m - Parking del Vado del Hospital
  9:23 - 1875 m - Plan d'Estan (Inicio lazadas)
10:45 - 2375 m - Collado
10:53 - 2444 m - Portillón de Benasque
12:08 - 2738 m - Pico Salbaguardia
12:55 -              - inicio descenso
13:27 - 2375 m - Collado
15:00 - 1750 m - Hospital de Benasque

A las 8:30 nos ponemos en marcha desde el parking del vado del Hospital, al final me he apuntado a esta excursión (que por otra parte la tenía en mente) con una amiga de Javi, su padre y su tío.
Cogemos la carretera asfaltada que va a la Besurta, pasamos el Hospital y le indico a Javi que al pico se sube por esa pared blanca de la izquierda (Peña Blanca). Le da igual, está fuerte. Aunque en esta ocasión vamos a subir más suave yendo hasta Plan d'Estan (3 km de asfalto para calentar en poco unos 175 m de desnivel).

Brumas matinales por el camino de la Besurta

La progresión por el asfalto es fácil, buena para calentar músculos por la mañana. Atravesamos un bonito bosque y alguna neblina matinal y llegamos hasta los llanos de Plan d'Estan, donde un cartel informativo marca el inicio de la excursión.

Inicio de la senda en Plan d'Estan

La senda atraviesa la herbosa ladera, ascendiendo en suaves lazadas. Las vistas van ganando interés, primero aparecen los ibones de Villamuerta, el Forau de Aiguallut, La Renclusa y por último el Aneto.

Aneto y Maladetas

José Luis va delante, reteniendo un poco a la juventud, o marcando un buen ritmo, y Julián cierra el grupo con su característico cascabel, con sus rodillas paso a paso.
Tras las lazadas salimos a un llano donde hay una pequeña charca seca, y el Salbaguardia nos espera al frente, y por la derecha aparece el Portillón de Benasque.

Pico Salbaguardia

Llegamos a un collado donde la senda se une con la que sube por Peña Blanca. Un mojón nos dice las distancias a Luchon y a Benasque.

Collado

Subimos primero al Portillón de Benasque como es habitual, donde encontramos la Muga fronteriza Nº332 y unas buenas vistas sobre los lagos de Boums du Port
y su refugio.

Portillón de Benasque, Muga 332

Tras un refrigerio continuamos hacia el pico, sin casi descender trazamos una horizontal para unirnos con la senda de subida. Hay bastante gente, sobre todo en el único paso delicado, el paso con cadena, donde debemos esperar como 15' a que termine de descender un grupo muy numeroso. No es un paso peligroso en verano, pero en invierno la nieve y hielo lo pueden poner muy delicado.
Pasada la cadena la senda vuelve a subir mediante lazadas hasta la divisoria, para después seguir por el cordal y por cómoda senda hasta la cima.
A Javi le fuí controlando muy hasta el final, para poderle esprintar en los últimos 5 metros y ganarle la cima. Me aproveché de que había mucha gente y los esquivé por la derecha, je je. Si le hubiera atacado de más atrás hubiera sido mi perdición, está muy fuerte. Bueno echamos unas risas.

José Luis, Azu, Miguel, Javi, Noelia y Julian

Almorzamos y disfrutamos de las vistas: Aneto, Maladetas, Alba, Perdiguero, Posets, Bagneres de Luchon, La Mina, Aiguallut, etc. sin duda, uno de los mejores miradores del Pirineo. 
En la bajada empezamos a probarnos y a bajar un poco a lo loco, y deprisa. Sin darnos cuenta, cuando llegamos al collado habíamos dejado al tío de Noelia terminando de dar las primeras lazadas, sus rodillas...no le permitían bajar más deprisa.
Vinieron nubarrones y empezó a refrescar. Llegó José Luis y nos dijo que tiráramos para abajo que el esperaba a Julian. El resto pues continuamos hacia el Hospital, pero bajamos por la Peña Blanca, para que así Javi viera por donde se sube también, y por no dar otra vez la vuelta por la carretera.
De camino descubrimos una cascada y poza escondidas por el bosque, y en los llanos del Hospital nos refrescamos los pies en el río, para hacer tiempo.

Poza camino del Hospital

Luego nos fuimos al bar del Hospital a tomar una cervecita y a esperar a nuestros compañeros, que llegaron con las primeras gotas de lluvia, que al final no fueron nada.

sábado, 17 de septiembre de 2016

Vuelta a las tres cascadas de Ardonés

14 de Agosto de 2016
Begoña, Javier, Adrián, Azu, Javi, María, Isabel, Diego y Miguel
Desnivel: 175 m
Distancia: 6 km
Dificultad: Fácil
Tipo de recorrido: Circular

Horario - Altitud
11:30 - 1600 m - Cerler
11:45 - 1640 m - Ermita de San Pedro Martir
12:10 - 1660 m - Palanca del Molin
12:43 - 1750 m - Cascada de Ardonés
14:42 -              - Inicio retorno
15:07 -              - Divisamos otra cascada
15:47 - 1580 m - Cerler (Pero en la otra punta, por las piscinas)

Como va siendo habitual en las últimas vacaciones de verano, volvemos a realizar ésta bonita excursión, aunque hoy será de forma circular. Además hoy nos acompañan unos amigos de Huesca.
En Cerler buscamos la calle Paseo de Ardonés y subimos por ella hasta la primera curva fuerte a la izquierda. Aparcamos donde podemos, hoy no hay muchos para elegir. Ahora han puesto unos cartelitos señalando Las 3 Cascadas.

Nuevos cartelitos

Sin girar, hemos seguido de frente para salir del pueblo. Cruzamos el arroyo, hoy seco, y comenzamos a subir por el camino de la izquierda, encajonados entre muretes de piedra y protegidos del sol por la vegetación. Previsión de mucho calor para hoy.

Buena sombra por la senda

En unos 15' llegamos a la Ermita de San Pedro Martir, que se puede visitar, y que hace un puente sobre la senda. No recuerdo que años anteriores estuviera abierta y tampoco que una senda partiera de la misma ermita por la izquierda.
Seguimos por la senda principal en ligero ascenso, la vegetación va reduciéndose hasta quedar solo matorrales. A la derecha observamos la pirámide perfecta del Pico Cerler, y bajo él, el cuartel militar.

Diego

Tras un sube y baja llegamos a la confluencia del barranco de Ardonés con el de Ampriú. Cruzamos el primero por la Palanca del Molin, y la senda gira a la izquierda, ascendiendo suavemente junto al barranco por su margen izquierda.

Barranco de Ardonés

Luego nos separamos un poco del cauce para cruzar la pista que viene de la última curva del Ampriú. Ánimo ya queda poco.
Seguimos ascendiendo, entramos en el bosque de pino negro, y siguiendo junto al barranco, pero a más altura, enseguida divisamos la Cascada de Ardonés, bonita como siempre aunque este año no lleva tanto caudal.
En sentido contrario al nuestro viene una multitid de montañeros, Y mientras esperamos para poder cruzar el puente, nos hacemos algunas fotos.

Cascada de Ardonés

Nada más cruzar el puente hay unos metros habilitados con una sirga pasamanos, no lleva mucho peligro pero el agua puede gastarnos una mala pasada. Precaución. Yo pasé a Diego en brazos.
Seguimos por la estrecha senda y nos detuvimos a comer y echar la manta en la siguiente cascada, ¡qué pena! está casi seca.
Hicimos algún dique para entretener a Diego, y luego Javier y yo subimos a la parte superior para descubrir que arriba no hay ninguna poza, ¡Oh!

No, no hay poza

Después de la comida, pasamos junto a la tercera cascada y tomamos dirección Cerler. Sin bajar al barranco seguimos la senda que entre pastizales avanza sin perder altura.

De regreso

Seguir las marcas y no despistarse con el camino más ancho, ya que la senda cruza un campo donde tienen a las vacas pastando. Por aquí aún vimos a lo lejos otra cascada que quedaba a nuestra derecha.

Cuidado con las vacas

Aparecimos en Cerler por la zona de las piscinas, y solo nos queda cruzar el pueblo hasta volver al punto de partida.

Iglesia de Cerler

Fotos 

sábado, 27 de agosto de 2016

Vuelta a los Ibones de Remuñe

12 de Agosto de 2016
Azu, Javi y Miguel
Dificultad: Media
Desnivel: 460 m
Horario: Ibón de Remuñe 1h 30'
Tipo de recorrido: Circular
Distancia: 7,5 km

Horario - Desnivel
  9:45 - 1780 m - Inicio senda
10:44 - 2100 m - Puente y desvío Turpi
11:15 - 2220 m - Ibón de Remuñe
12:10 -              - continuamos
12:30 - 2240 m - Ibonet de Remuñe
13:10 - 2100 m - Puente y desvío Turpi
14:07 - 1780 m - Fin

Iniciamos la ruta desde la carretera A-139 a unos 300 m de su final, donde un panel informativo nos dice que nos costará 1h 30', pero tachado indica 2h 30'. Bueno, espero que andemos más cerca del primer tiempo.

Inicio senda

Buena mañana para caminar, 14º y sin viento, en manga corta que el inicio no avisa y empieza empinado. Enseguida empieza a calentar el sol.
La senda toma dirección Oeste durante toda la excursión, y tras el primer repecho llanea un poco por la Plleta des Capellans, y sigue ascendiendo ahora más suave hasta encontrar las aguas cristalinas del barranco de Remuñe. Hasta aquí el bosque de pinos negros nos daba algo de sombra, no mucha, pero a partir de ahora la vegetación que encontremos será baja.
Al fondo del valle se ven ya el Circo y la Tuca de Remuñe.
Sobre los 2100 m la senda llanea, encontramos un puente de madera, que nos envía hacia el Turpi por la otra orilla y hacia abajo, nos parece un poco lejano ¿no?

Barranco de Remuñe

La senda más clara continua sin cruzar el puente, pero nosotros vamos a subir directos por el barranco que aparece a la izquierda. Antes de volver a retomar el ascenso nos encontramos con un vivac natural, dos enormes piedras forman una V invertida, o sea como una tienda canadiense.

Javi y el Vivac

Comenzamos el último repecho, poco a poco vamos atravesando los caos de bloques, algunos enormes, y vamos ganado altura hasta llegar al ibón. Hay trozos de senda y abundantes monolitos encima de los bloques, no tiene pérdida.

Caos

Desde el ibón buenas vistas por la izquierda de las paredes de las Tucas de Literola, al fondo la Tuca Remuñe, y por la derecha los picos Malpas y Boum de más de 3000 m.

Azu, Javi y Miguel. Ibón de Remuñe

Las aguas cristalinas están más frías que las de ayer en Paderna. Tras el almuerzo y refrescarnos en el ibón, decidimos bordearlo y seguir hacia el fondo del valle, en un pequeño ascenso. Desde lo alto nos hicimos unas fotos con otra perspectiva del ibón, y encontramos a un montañero que con sus 66 años ya volvía de dar una vuelta por el circo de Remuñe. Nos acompañará durante un tramo.

Ibón de Remuñe, desde arriba

Seguimos hacia el fondo del valle, y enseguida aparece bajo nosotros el Ibonet de Remuñe. Bonito igual que el anterior, pero un poco más pequeño

Ibonet de Remuñe

Ahora bajamos al encuentro del barranco de Remuñe. Hay un puente de madera un poco más arriba, pero acortaremos y cruzaremos por donde podamos. Llegamos a la senda principal, que baja más suavemente junto al barranco. Al llegar al primer puente de madera nos despedimos y continuamos por el mismo camino que habíamos subido esta mañana, hasta llegar a la carretera.

Regreso

jueves, 18 de agosto de 2016

Ibón de Paderna o de la Renclusa

11 de Agosto de 2016
Azu, Javi, María, Isabel, Diego y Miguel
Dificultad: Fácil
Desnivel: 340 m
Horario: 1h 52' Ida (con Diego)
Tipo de recorrido: Ida y vuelta
Distancia: 2,7 km (Ida)

Horario - Desnivel
12:43 - 1900 m - Besurta
13:00 -              - Desvío Renclusa
13:46 - 2140 m - Refugio de la Renclusa
14:35 - 2240 m - Ibón de la Renclusa

Salimos un poco tarde del camping (es lo que pasa estando de vacaciones) y al llegar al aparcamiento del Vado del Hospital nos lo encontramos completo. Así pues nos toca aparcar arriba, donde la carretera termina, y bajar caminando hasta coger el bus que nos llevará a la Besurta.

Las Maladetas, desde la Besurta

Cerca de la una comenzamos a caminar dirección Aiguallut. Cruzamos el barranco casi siempre seco y ascendemos hasta el desvío a la Renclusa. Bastante gente hasta aquí. No haré comparaciones.
Diego corría y corría, nos dió una gran sorpresa, que bien se lo está pasando.

Camino de la renclusa

Camino de la Renclusa la senda asciende rápido en sendas lazadas. Diego sigue muy bien, a veces juega usando las dos manos para trepar por las piedras. Buscando las marcas de la GR van muy entretenidos él y su prima. Salvo unos pocos metros, que lo tuve que llevar en brazos, el resto lo subió por sus propios medios ¡Muy Bien Campeón!
Un pequeño tentempié y continuamos, que aunque es tarde es preferible comer en el ibón.

Reunión y tentempié, en el balcón de la Renclusa

Bajamos a cruzar el barranco por el puente de madera, no hemos visto indicación alguna, pero recuerdo haber subido junto al barranco de Alba.
Dejamos a nuestra derecha la Ermita de la Virgen de las Nieves y el Forau de l'Anclusa, y comenzamos a ascender por el margen izquierdo del barranco. La senda a veces confusa, se pierde entre los grandes bloques. A mitad de subida conseguimos cruzar al otro margen, por donde sube mucho mas clara otra senda. Esta es la buena. En el tramo final, cuando el ascenso es menor se vuelve a cruzar al otro lado del río.
Salimos del barranco a una plana herbosa por donde serpentean las aguas del Alba.
Es el Ibón Bajo que se ha colmatado y no retiene las aguas. Menuda desilusión se llevó Javi al verlo.
Siguiendo la senda, giramos hacia las Maladetas y subiendo una pequeña loma por fin llegamos al Ibón de Paderna (o Renclusa o l'Anclusa).

Ibón de Paderna

Ibón y Pico de Paderna

Excelentes vistas sobre el Pico Paderna, y en sentido anti-horario el Alba, Las Maladetas, y los Portillones. Esta última cordillera nos impide ver el Aneto.
Vimos patos, renacuajos, y probamos el agua con los pies, Diego se hubiera metido enterito.

Foto de grupo en el ibón

Después de comer regresamos, pero ahora lo hicimos por el margen derecho. Mucho mejor, ya que cruzamos el barranco mucho más arriba.
Diego bajaba cansado, y lo llevé en brazos desde la Renclusa hasta la Besurta (menuda siesta se echó).

Fotos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...