viernes, 9 de diciembre de 2011

Ferrata Regina de Peramola (Lérida)

9 de Diciembre de 2011
Javier, Jesús y Miguel
Dificultal Alta: Paredes verticales, Puente Tibetano, Extraplomos y Paso de Fé (tú mismo)
Material: Casco, arnés, disipador y guantes
Horario: Aproximación 20'; Ferrata 3h; Descenso 1h 5'

El punto de inicio está situado en el km. 148 de la C-14 entre Oliana y Coll de Nargó, camino de la Seu d’Urgell. El aparcamiento es un trozo de la antigua carretera junto al puente de la Esquella y antes de entrar en el túnel.
Ningún cartel indica por donde comenzar, menos mal que encontramos a dos montañeros que nos confirman el camino. Caminamos los primeros metros junto al barranco, luego remontamos entre los matorrales y deberíamos volver al barranco, pero aquí nos confundimos y seguimos otra senda entre matorrales que seguía subiendo hacia la peña. Tras dar un pequeño rodeo volvimos a encontrar la senda correcta, marcada con unos puntos rojos. Llegué bajo las paredes de la peña con resuello, ya que mis compañeros habían subido casi a sprint. Seguimos avanzando junto a la pared, con el pantano a la vista y en paralelo a la carretera que ya queda mucho más abajo, hasta encontrar en el inicio del a ferrata, 20’.
El comienzo es muy vertical y aéreo, preludio de lo que nos espera, está bien equipado y el primer tramo termina en una zona de matojos. Luego atravesamos una profunda canal con algo de vegetación, y seguimos subiendo. A lo alto ya podemos divisar el puente colgante. Antes de él llegaremos a una bifurcación. Por la izquierda vamos a subir a la aguja, sólo es un tramo vertical de clavijas, y desde ella podemos contemplar perfectamente el pantano de Oliana.

Puente Tibetano, Jesús

Volvemos a la bifurcación y ahora seguimos por la derecha, para llegar al puente colgante, ¡Vaya altura!
De uno en uno lo vamos cruzando ¡Qué impresión! Al otro lado nos espera otra pared vertical. Un rellano, otra pared, ésta con un desplomado nos lleva hasta “el paso de Fe”, en el que deberemos de pasar de una pared a otra.

Paso de Fé, Javier
Cadena, Miguel

Llegamos al último tramo. En él debemos decidir si vamos por el camino con desplomado, o vamos por el fácil. Como no, iremos por el difícil, aunque ¡Cuidado! Que las fuerzas ya van un poco justas después de casi 3 horas. El desplomado es exigente, debemos de tomarnos unos minutos de descanso antes de atacarlo.
Al llegar arriba, tiraremos por la izquierda y veremos el cartel de salida, donde están las últimas grapas.
No hay que quitarse el equipo, ya que el descenso es como otra ferrata más.


Al finalizar, Jesús, Javier y Miguel

Fotos:
Cámara de Miguel y Reseña Pdf
Cámara de Jesús
Cámara de Javier

jueves, 8 de diciembre de 2011

Ibón de Ordicuso, desde el balneario

8 de Diciembre de 2011
Isabel y Miguel
Desnivel: 475 m
Horario: 1h 40'; Regreso 55'
Dificultad: Fácil

 
Ibón de Baños

Comenzaremos desde el balneario de Panticosa, caminando junto al ibón de Baños hacia las pistas de esquí de fondo. Una vez atravesadas éstas, encontraremos el inicio de la ruta.
La senda asciende en continuos zig-zag bajo el bosque de pino negro, dejando abajo la caseta de la fuente. Tras 45’ llegamos a la Mallata Baja, donde el bosque da paso a los prados, dejamos a la derecha la senda más marcada, que sube a la Mallata Alta, y proseguimos junto al barranco ganando altura. La senda está marcada en todo momento por mojones de piedras. Vamos girando hacia el Sur, abandonamos el barranco de Argualas, y seguimos junto a otro barranco.

Formación de hielo en el barranco

Empieza a aparecer la nieve, una fina capa, y el barranco presenta curiosas formaciones de hielo. Por nuestra izquierda y abajo, vemos un pequeño ibón helado, y seguimos ascendiendo. Hacia el Este aparece una especie de collado, nos dirigimos hacia él y descubrimos otro par de ibones helados. Luego giramos hacia el Norte y en breve divisamos los ibones de Ordicuso, que por supuesto también están helados.
Al superior de estos dos ibones, creo que no le va a dar el sol en todo el día, así que descendemos los escasos metros que separan a ambos ibones y buscamos un lugar para almorzar.

Ibón de Ordicuso, con los Dientes de Batans al fondo

El día completamente despejado nos permite disfrutar de unas vistas impresionantes, con los Dientes de Batanes al fondo, sobre el ibón.
Para volver podemos hacerlo desde cerca de la desembocadura. Remontamos la loma hacia el Oeste, por donde parece haber un collado, y en lo alto encontraremos la senda y los mojones. Esta baja directamente hasta el barranco por el que hemos subido antes, pero con cuidado que al principio está a la sombra y la nieve ya pisada está helada. Luego nos uniremos al barranco de Argualas, cruzaremos la Mallata Baja y llegaremos al Balneario en poco menos de 1h.


Fotos

jueves, 1 de diciembre de 2011

Tuca de Estós 2532 m, desde el puente de Literola

26 de Noviembre de 2011
Javier, Jesús, Oscar y Miguel
Desnivel: Tuca Frontonet 830 m; Tuca de Estós +180 m; Total: 1000 m.
Horario: Tuca Frontonet 2h 11'; Tuca de Estós +1h; Descesnso 2h.
Dificultad: Fácil
Material: Crampones y piolet

Comenzaremos desde el puente de Literola, en la A-138 que sube de Benasque hacia ... debería llegar a Francia ... en fin a la altura de los Baños de Benasque. Mañana agradable, típica de inversión térmica, con nieblas en los valles y temperaturas suaves en el Pirineo. Unos metros carretera arriba comienza la senda, que se adentra en el pinar ganando altura rápidamente. Salimos a una pequeña pleta, seguimos subiendo, la senda se endurece, tenemos que salvar los murallones que dan entrada a este valle "colgado". A la izquierda un roquedo con algunos pinos negros ocultan como se descuelga el barranco bruscamente. Superaremos sucesivos peldaños hasta llegar a un gran llano con grandes piedras esparcidas por él. Llaneamos atravesando la pradera y al fondo llegaremos a la cabaña de Literola.

Roquedo con pinos negros

En el llano anterior, Javier nos ha abandonado en busca de las Tucas de Literola (hacia el N), ya que la Tuca de Estós ya la conocía.
Llegamos a la cabaña, 1h, pasamos por delante, no espera parece que la senda va por detrás ... lo rodeamos y giramos S-E, atravesamos un arroyo y seguimos por trazas de senda. Al E vemos un pequeño ibón, al que no iremos, sino que seguimos ascendiendo ladera arriba S-O, ... la senda no es por aquí ...
Aparece la nieve, una fina capa sin asentar, a veces resbala. Hace ya un rato que hemos decidido subir primero a la Tuca Frontonet, ya que nos hemos dado cuenta de que perdimos la senda. Empieza a soplar el viento, con lo tranquilo que estaba el día. Tras algún resbalón, llegamos a la cima junto con una fuerte ventisca.

Jesús y Oscar, progresando sobre fina capa de nieve

Proseguimos por la arista S-E hacia el Cuello de Estós, aquí deberíamos de haber salido ... El viento cada vez es más fuerte, pero seguimos, ya parará ... y por el cordal con una pequeña capa de nieve llegamos a la cima, 30' desde el collado.

Tuca y collado de Estós

Arriba el viento está menos violento, y las vistas son inmejorables, ya que estamos en el centro de tres de los grandes del Pirineo: Posets, Perdiguero y Aneto-Maladeta, el cielo está prácticamente despejado.

Javier, Jesús, Oscar y Miguel, vista desde la Tuca de Estós

Tras almorzar y ya cuando nos íbamos, llegó Javier. No había podido cumplir su objetivo teniendo que darse media vuelta en una ladera muy empinada, por no llevar el equipo adecuado. 
Bajamos hasta el collado, seguía la fuerte ventisca, y desde él seguimos las huellas que Javier había hecho subiendo. Primero dirección N-E para luego girar N-O poco antes de llegar al ibón helado.

Perdigueret reflejado sobre el ibón helado

Seguimos hasta la cabaña de Literola, pasamos por debajo de ella, como teníamos que haber hecho por la mañana, y subimos hasta la senda que baja por el margen izquierda del barranco.
Paramos a comer al sol, rápido que en 5' tenemos sombra y frío, y por el mismo camino de subida llegamos hasta la carretera, 2h.


Track gracias a Oscar



Reseña de Javier Sanagustín:

Tuca de Estós o Tuca Dalliú  (2531 metros)

El sábado 26 de Noviembre de 2011 Jesús ha decido subir a la Tuca de Estós, le acompañamos Miguel, Oscar, el espíritu de Ramón, pues a última hora la jaqueca le ha hecho de las suyas y no ha venido, y Javier hasta la mitad, pues el año pasado en diciembre subió al Pico de Estós y ha decidido hacer la Tuca de Literola (2.800 y pico) que está situada enfrente. Situado en el Valle de Benasque, se puede subir por el Valle de Estós, o el valle de Literola, mas corte este último y con menos desnivel, 1000 metros justos de ascensión, y cara norte, por lo que la sombra nos acampañará durante todo el día. En invierno se agradece el Sol. Tras subir por la carretera A-139, y cruzar el puente del barranco de Literola se ve el cartel indicador y la magnífica senda que sube hasta la cabaña de Literola. Subimos por la senda que va por la margen izquierda del barranco, no hay nieve en la cara sur de los picos hasta mucha altura (2.350-2.500, dependiendo de la orientación), en la norte alrededor de los 2.150 m. Está marcado con mojones y pintura, y el camino es evidente, pasamos primero por el bosque de abetos, luego una zona despejada con una con un corral de piedras, y después por una pequeña pedrera con bastante pendiente, que nos deja en unas praderas desde las que tras bajar un poquillo llevan hasta el puente de madera que lleva  a la cabaña de Literola, muy visible. Yo decido subir por la cara sur hasta la Tuca de Literola, sin senda, todo recto para arriba, sin pensarlo, sin hacer zetas, y tras ganar altura, a eso de de los 2.500 metros, bastante verticales, llega la nieve, me calzo los crampones para zapatillas, y sigo subiendo, conforme alcanzo los aproximadamente 2.600 metros, la pala final se está poniendo muy vertical, los crampones no agarran los suficiente, y además la nieve es durilla, por lo que me lo pienso hago unas pruebas de agarre bajando y veo que crampones no agarran, por lo que decido bajar. Bajo con cuidado intentando ir de zona en zona sin nieve, y cuando acaba la nieve, directo a la cabaña. He visto a mis compañeros de excursión en la cima del Pico Frontonet (2.408 mts.). Han subido por la derecha del Pico por una senda imaginaria, primero a este pico y luego a la Tuca de Estós, yo decido subir  por la normal que está con mojones y bien marcada, algún rato por la nieve me cuesta ver la senda, pero sin problemas llego al collado de Estós, 2.365 m. No hace falta ponerse  los crampones pues la nieve se hunde, en cambio si hacen falta las polainas. Yo las llevo. Oscar no ha querido ponérselas, dice que hoy quiere comprobar que tal se sube sin polainas, mojándose los bajos (de los pantalones y zapatillas). En este collado ya se ve todo el valle de Estós y la subida al pico desde este valle. Subimos (y es verdad, hemos subido pero unos antes y otros después) por la cresta hasta el pico, cresta bastante pendiente, que si se hace con esquís creo que bajar se puede por las fuertes pendientes desde la cima, pero subir con los esquís a la espalda en algún tramo, pero hasta el collado está muy bien para foquear. Desde la cima la vista circular es de primer orden. Por citar algo, todos los picos desde la Tuca de Ixeia, magnífica pirámide, hasta el Posets, Perdiguero, y Macizo de la Maladeta, Vallibierna, Cerler etc… En la cima se está muy bien, pero la subida y bajada hasta el collado se hace penosa por la ventisca que hace que la nieve te de en la cara cual agujas de practicante (actualmente ATS). Bajamos por el mismo sitio que he subido yo, la subida normal. Al final y poco antes de la cabaña pasamos por una pequeña charca completamente helada. Y sin más,  desde la cabaña bajamos por donde hemos subido.
Al final a unos les han salido unos 1.000 metros de desnivel y a otro, unos 1.600 . El día ha sido muy bueno aunque con muchas sombras. Y el tiempo que nos ha costado: poco.

Saludos.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Picos de Asnerillo, Pico de Ordiso y Garmo de Azurillo

12 de Noviembre de 2011
Javier, Jesús y Miguel
Desniveles: Picos de Asnerillo 1000 m; Pico de Ordiso +15 m; Garmo de Azurillo +70 m; Total 1100 m
Horario: Picos Asnerillo 3h 10’; Pico Ordiso + 35’; Garmo de Azurillo + 30’; Regreso 2h 20’
Dificultad: Fácil

    ¿Qué? ¿Dónde? … tranquilos que no hemos salido de la provincia. Hoy a Jesús se le han ocurrido estos tres desconocidos, que están situados en la cordillera Norte del Valle de Otal.
    El punto de inicio es la Ermita de San Nicolás de Bujaruelo. Dejamos el puente a la derecha y continuamos por la pista unos 900 m. Luego por la izquierda tomamos un camino ancho y descompuesto , que el agua a ocupado y convertido en arroyo, se nota que anoche llovió. Con esto atajamos la pista en dirección Oeste. Frente a nosotros vemos dos cimas, la de la derecha es el Garmo de Azurillo, último de nuestros objetivos, y al fondo del valle asoma el Vignemale, blanco con las primeras nieves de la temporada. 

    Garmo de Azurillo (el de la dcha.)

    En el segundo atajo debemos prestar atención para no despistarnos de la senda, que muchas veces se confunde con sendas de vacas. Debemos coger siempre la de más a la izquierda. De nuevo salimos a la pista (por aquí está en mejor estado que algunas carreteras), y tras recorrer unos 700 m llegamos al Cuello de Otal, donde el valle permanece a la sombra, y al fondo vemos las cimas nevadas con las primeras luces del día. Mientras por el Sur las nubes cubren Tendeñera y Otal, el Norte permanece despejado.
    Recorremos el valle de Otal hasta la cabaña, dejamos la pista y comenzamos a ascender por la ladera siguiendo las marcas rojas y blancas. Hay multitud de sendas de ganado, en horizontal y a diferentes alturas, que nos intentan confundir y en varias ocasiones tenemos que consultar el mapa. Ascendemos hacia el N-O, unas veces por la GR y otras no, hasta que rodeamos un pequeño monte, y decidimos dejar la GR, para terminar de rodearlo y dirigirnos al Este, dejando a la izquierda las paredes de los Cabietos de Ordiso. A través de lomas herbosas llegamos hasta un collado, donde una valla de espinas separa los términos territoriales. Junto a ella seguiremos por el cordal hacia el Este, y luego por una fácil cresta llegaremos a la cima de Asnerillo, donde la nieve a teñido de blanco la cara Norte.

    Cima del Pico Asnerillo (Javier, Jesús y Miguel)

    Queremos seguir por el cordal hacia el N-E, pero tenemos unos primeros metros complicados por la nieve. Con mucho cuidado descendemos por las rocas nevadas hasta la ladera que bajaba al Cuello de Ordiso. 

    Descenso de los Picos Asnerillo al Cuello de Ordiso

    Seguimos el cordal y en escasos 20’ hicimos cima en el Pico de Ordiso. Volvemos a bajar a otro collado y continuando por las lomas herbosas siguiendo el cordal hasta llegar al Garmo de Azurillo. Hace unos minutos que Jesús ha encontrado un cencerro, por cierto bastante majo, que una vaca había perdido, y nos ha amenizado esta última subida.
    El valle de Otal sigue nublado, creo que apenas hemos visto el sol 5’, y aquí arriba sopla un airecillo algo fresco. Nos refugiamos para comer, en una zona escarpada más al Norte, donde disfrutamos de buenas vistas sobre el macizo del Vignemale.
    Como el día no está muy apacible, enseguida emprendimos el regreso hacia el valle de Ordiso. Volvimos a la cima del Garmo de Azurillo, nos hicimos fotos con el cencerro, y Javier y yo enfilamos hacia abajo por la nieve casi recto. Jesús venía detrás diciéndonos que fuéramos más hacia el Oeste, y nosotros tozudos seguíamos rectos para abajo. Dejamos la nieve y ya en los prados si que nos dirigimos más al Oeste después de volver a consultar el mapa. Buscamos un refugio en el lecho del río, que seguramente ya no existe, ... no lo vimos. Al fondo del valle de Ordiso se descolgaba una majestuosa cascada, y un poco más abajo una chapa de color rojizo, que de lejos nos pareció un tejado. Descendimos la ladera herbosa más o menos por donde mejor vimos, hasta llegar al río. Lo cruzamos y continuamos por la senda río abajo. Al otro lado los colores del otoño son extraordinarios, un bosque de hayas con todas sus hojas cubriendo el suelo. Llegamos al Vado de Ordiso, cruzamos el río Ara, y proseguimos por la pista que baja a Bujaruelo. 

    Puente Colgante de Burguil

    A mitad de camino, más o menos, nos desviamos para ver el puente colgante de Burguil, unos 5’, restaurado recientemente pero, que por lo que me cuentan no lleva a ninguna parte, solo a la otra orilla. Luego por la pista hasta los zigzag, y por senda hasta el puente de Bujaruelo.


    Puente de Bujaruelo

    Fotos de Jesús


    Y ahora la reseña según Javier Sanagustín:

    Excursión desde Bujaruelo para hacer una ruta suave y circular sin más pretensiones que conocer un par de valles y subir a unas cimas que generalmente están allí esperando que algún osado las pise, ruta circular y suave.

    Salimos de Huesca alrededor de las 6h. 45m. para ir a Torla, seguir hacia el puente de los Navarros, y desde aquí coger la pista a tramos, no asfaltada, sino hormigonada, y llegar tras 7 km a San Nicolás de Bujaruelo, donde comenzamos la excursión hacia las 9 de la mañana, el día no es frío, pero está nublado. Seguimos la pista con las marcas de GR, y cartel hacia el valle de Otal, nos salimos de la pista por la senda de la GR, y seguimos cruzando varias veces la pista, hasta llegar a una puerta metálica, desde la cual se divisa la maravillosa estampa de alta montaña, el valle de Otal con el fondo de Tendeñera.  Un valle de los bonitos, bonitos, bonitos …. NO TENGO PALABRAS. Según la enciclopedia de Wikipedia: El valle de Otal es un valle de alta montaña del Pirineo oscense situado en la comarca de Sobrarbe, tributario del valle de Bujaruelo y paralelo al de Ordiso.
    El valle, perfecto ejemplo de morfología glaciar en U, finaliza en el circo de Otal donde nace el río del mismo nombre. Desde aquí, a través del collado de Tendeñera, a los pies del pico homónimo, se puede pasar hacia Panticosa y el Valle de Tena.
    En el valle existe un refugio ganadero y no es difícil contemplar animales de la fauna de alta montaña, como las marmotas.
    Después de este breve inciso, seguimos la pista a la cabaña, y tras llegar a visitar una hermosa cascada, subimos por la senda marcada, a veces nos despistamos, para tras hacer unas diagonales larguísimas, llegar a un valle colgado (Faja Basarán) a la altura del collado de Tendeñera. Desde aquí hacemos una giro a la derecha (este)  para subir a un primer collado, y ya por la Cresta hacer los tres picos del día, PICOS DE AZURILLO, PICO DE ORDISO, Y EL GARMO DE AZURILLO. Preciosas vista de las antecimas de Ordesa, Vignemale, y Panticosa, porque ¡que lástima!  las cimas estaban cubiertas por la nubosidad variable de que hablan en los telediarios. Como hace frío y tenemos mucha hambre, decidimos incrustarnos en una grieta de la cima del Garmo y comer. Después de las fotos de rigor en cada cima, bajamos hacia el valle de Ordioso a la brava por la nieve hasta que se acaba, y así descansar las rodillas. Sin más llegamos al fondo del valle, divisando unos sí, y otros no, la supuesta cabaña. Lo que si se ve perfectamente es el Salto de Ferreras.
    Según la enciclopedia Wikipedia: “El valle de Ordiso es una pequeño valle del Pirineo oscense formado por el río Ordiso, un afluente del Ara.
    En la entrada del valle, en su intersección con el valle del Ara existe un pequeño refugio para montañeros y, en la parte alta, una cabaña. El valle comienza en un puente que permite cruzar el río Ara.
    En la cabecera del valle, a 2.344 metros de altura, se encuentra el ibón de Ordiso, desde el que se puede atravesar al vecino valle de Otal a través del collado de Ordiso.
    La fauna típica del valle incluye lirones caretos, buitres y quebrantahuesos.”
    Y ya sin perdida cruzamos el río Ordiso, y siguiendo la senda llegamos a la cabaña y por pista al coche.  Conclusión: bonita excursión otoñal para descubrir un par de valles preciosos desde su interior y desde las alturas.
    Hemos hecho la excursión: Jesús, Miguel y Javier. Nos ha costado el suficiente tiempo (no me acuerdo) como para que no se hiciera de noche. Y el desnivel también ha sido el suficiente para que no nos agotáramos excesivamente ( aproximadamente: 1.100 mts. Positivos y otros tantos negativos).
    Como siempre en Gavin, caña, coca-cola, café y patatas fritas. Y pa Huesca que hay que cumplir.
    Chao.

    jueves, 3 de noviembre de 2011

    Sierra de Alano Occidental

    31 de Octubre de 2011
    Jesús, Oscar y Miguel
    Desnivel: Paso Achar d'Alano 600 m; Achar d'Alano 200 m; Raya de Alano 150 m; La Espelunga 100 m; Total 1150 m
    Horario: Paso Achar d'Alano 1h 16'; Achar d'Alano 23'; Raya de Alano 1h; La Espelunga 40'; Retorno 2h
    Dificultad: Fácil

    Salimos de Huesca dirección Ayerbe, seguimos hacia Puerto de Sta. Bárbara, Hecho, Ansó y por fin tras sufrir la carretera sinuosa llegamos a Zuriza, donde tomamos la pista que lleva a la Plana de Taxeras 1h 45'.
    Comenzamos a caminar casi al instante, parece que hay prisa, ¿ha dicho algo Jesús de bajar a comer?

    Hayas otoñales

    Cruzamos el río y ascendemos por la senda bajo el bosque mixto de hayas y pinos. Las hayas están preciosas con estos colores amarillos. Casi sin tiempo para hacer fotos, cruzamos un par de veces la pista y dejamos atrás el bosque. Seguimos por la ladera hacia un árbol solitario, no confundirnos tirando hacia el Oeste ya que el paso está al Sur. Varios zig zag y llegamos al Paso Achar d'Alano, corte en la sierra con grandes paredes a ambos lados donde otras veces hemos visto escaladores, 1h 16', ya os dije que había prisa.

    Achar de Alano

    El primer pico que vamos a subir es este de la derecha, vamos a llamarlo Achar de Alano, aunque en los mapas lo llamen de otra manera, o lo sitúen en otro lugar. Desde el Sur ascenderemos por la pradera y sin senda hasta llegar a las rocas, donde encontraremos algún mojón. Casi en la cima veremos una canal que debemos rodear por la derecha, para luego pasar un pequeño paso de Mahoma. En poco menos de 25' hollamos la cima, y efectivamente una placa nos confirmaba que estábamos en Achar de Alano, con una altura de 2099 m.

    Achar de Alano, al fondo la Raya de Alano

    Nubes bajas cubren las cimas más cercanas de la sierra, pero nos dejan ver hacia el Oeste el segundo objetivo de la mañana, la Raya de Alano, que delante oculta la Punta Taxeras, a la que no subiremos ya que hay que escalar. Descendemos hacia el Oeste, intentando no perder más que la altura necesaria, y seguimos por la senda hasta el collado, y luego por el cordal hasta la cima, 1h, donde el modelado cárstico lo cubre todo.

    Raya de Alano

    Un breve descanso y continuamos. Descendemos por el cordal Oeste hasta las cubetas, y enfilamos hacia el Sur-Oeste camino de la Espelunga, también con predominio del carst. Es una loma fácil, con trazas de senda, pero que me costó más de lo que esperaba, unos 40'.


    La Espelunga

    Almorzamos resguardados del viento hacia la Peña Ezcaurre, que apenas vimos unos instantes cuando la niebla nos dejó. Regresamos por las cubetas, llegando a un collado, donde me quedé esperando a mis compañeros mientras subían a una insignificante peña que había izquierda. Desde el collado bajamos por la pedrera hacia el N-E hasta los prados. El regreso desde el collado 1h 20'.

    martes, 25 de octubre de 2011

    Corona del Mallo 2541 m

    22 de Octubre de 2011
    Jesús y Miguel
    Desnivel: Corona del Mallo 1200 m; Total 1300 m
    Horario: Corona del Mallo 2h 50'; Peña Blanca +20'; Arco erosión +6'; Peña Blanca Baja +20'; Retorno 2h 25'
    Dificultad: Pequeña cresta aérea

    Hoy vienen mis sobrinos y mañana tenemos la carrera "X trofeo Peña Guara de orientación a pie", y le he propuesto a Jesús algo "corto" y no muy lejos, como por ejemplo la Corona del Mallo en nuestro querido valle de Tena.
    Aparcamos en la Cuniacha y comenzamos a caminar con las primeras luces del alba. Seguimos la pista, cruzamos el paso canadiense, y luego atajamos en un par de ocasiones por buena senda. ¡Que luz tan bonita tiene Telera! Antes de llegar a la altura del refugio de las Planas dejamos la pista y remontamos el pequeño barranco hasta el ibón de Piedrafita, 40'.

    Corona del Mallo, Peña Parda y Peña Telera

    Lo rodeamos por la derecha y enfilamos hacia el Cuello de Cabacherizas. Exigente subida que tras zigzaguear por la ladera asciende por la penosa pedrera, o colada de piedras, y cuando parece que ya estás arriba, aparece un tramo más. Desde el ibón nos costó 1h 40' sin parar. Fotos las justas, que sopla una brisa heladora.

    Canal de Cabacherizas

    Continuamos hacia el Este por trazas de senda rodeando la Corona hasta su cara Sur. Por aquí es más fácil, sólo tener cuidado que vamos por la cresta y hay bastante patio. Son tres cimas, primero subimos a la Sur, luego a la central con una fácil trepada y siguiendo el muro de roca hacia el Norte, destrepamos unos metros y por el collado llegamos a la cima Norte que parece ser la más elevada. Entre cimas sólo hay unos minutos, y desde el Cuello de Cabacherizas unos 30'.
    Buenas vistas de Telera, Peña Parda y sobre el paso de la risa, ¡ja ja!, el que ahora precisamente están cruzando cuatro montañeros. Temperatura agradable excepto cuando sopla el viento, y cielo completamente limpio.

    Peña Parda y Peña Telera, desde la Corona del Mallo

    Hasta aquí la excursión "corta". Opciones ¿Telera o las Peñas Blancas?
    Tras almorzar continuamos por el cordal hacia el Este, objetivo Peña Blanca. Está muy cerca pero un muro rocoso nos impide el paso. Tras intentarlo por el Sur sin exito, probamos por el Norte y conseguimos subir, eso sí, estirándonos un poquito. 20' desde la Corona del Mallo.
    Seguimos hacia el Este con intenciones de descender hasta los llanos, pero al llegar al arco de erosión, no pudimos pasar. Vuelta para atrás en busca de un paso por el que descender. Salimos debajo del arco, y por un desprendimiento de rocas llegamos a los llanos y tras 20 minutos llegábamos a la redondeada cima de Peña Blanca Baja.

    Canal de los Burros

    Como no nos apetecía nada volver por Cabacherizas, Jesús se asomó al acantilado estudiando un posible descenso, y tras ver el mapa, decidimos lanzarnos a la aventura. Bajamos por el Sur y buscándonos la vida rodeamos la Peña Blanca Baja hacia el Este, en busca de un paso. Lo encontramos, creo que es la "Canal de los Burros", y para nuestra sorpresa hay mojones y senda... en principio Pasamos bajo los paredones de la Peña Blanca Baja y descendemos por la ladera, ya sin senda hasta la altura del Arco de Erosión.

    Arco de Erosión de Piedrafita

    Encontramos marcas de pintura que suponemos son de la ruta del Arco. Las seguimos hasta el ibón, y luego por la pista hasta la Cuniacha.

    Fotos de Miguel y Reseña en Pdf
    Fotos de Jesús

    viernes, 14 de octubre de 2011

    Picos de Astazu 3071 y 3012 m

    8 de Octubre de 2011
    Javier, Jesús, Miguel y Oscar
    Desnivel: Gran Astazu 1771 m; Total 1830 m.
    Horario: Balcón de Pineta 2h 40'; Lago de Marboré +25'; Gran Astazu +1h 20'; Astazu Occ. +35'; Retorno 3h 20'
    Dificultad: Larga y con gran desnivel

    Llegamos al aparcamiento de Pineta sobre las 8 de la mañana. Una pequeña nube sobre el balcón, y muchas hacia La Munia, y una ventolera espantosa aquí abajo. Los cuatros nos resguardamos del viento tras el coche para colocarnos las botas, de Foto … Ni decir, que no había nadie más. Con estas condiciones nos pusimos en marcha pensando que hoy no haríamos cima.
    Desestimamos el cartel que indicaba hacia el Balcón de Pineta, y rodeamos el circo por la pista de la izquierda, hasta llegar al puente que cruza el barranco del río Cinca. Al otro lado tomamos la senda (sin indicador alguno) que asciende por el bosque hacia el Oeste, por el margen izquierdo del barranco. Esta senda es confusa, y tras un duro repecho entre mucha vegetación me dí cuenta de que el año pasado no subí por aquí … y seguimos ascendiendo, salimos del bosque, luego cruzamos un barranco seco, y por aquí debimos enlazar con la senda buena.

    Comienzo del embudo

    Por el circo fuimos ganando altura, no se cuantos zig-zag dibuja la senda, pero así es al única manera de subir estas enormes paredes. Tras un pequeño tramo más o menos horizontal, llegamos al embudo. Sombrío y muy empinado, nos llevará hasta el Balcón de Pineta. Yo subía detrás con Javier, y en previsión de cómo soplaba el viento decidimos abrigarnos antes de llegar. Una vez arriba casi nada de viento, que raro ¿no? Total 2h 40’
    Una charradeta con otros montañeros y alguna foto donde estaba la cruz, y continuamos hacia el lago (N-O). Se llanea, más o menos, durante unos 25’, hasta llegar a las presas. La pequeña se cruza por encima, menos mal que hacía poco aire y no era racheado, que sino … (la anchura de la presa por donde cruzamos sería de no más 50 cm).

    Lago de Marboré y Brecha de Tucarroya

    Un tentempié contemplando el Lago de Marboré y la Brecha de Tucarroya, y continuamos. Eh! esperadme.Enseguida me sacaron unos metros de ventaja. ¡Qué ritmo! Se nota que hoy hay dos corredores. De  camino al Cuello de Astazu, empezaron a pasar algunas nubes, y decidimos dejar la senda principal y subir primero al Gran Astazu. Aunque el sendero no estaba claro, otra vez los hermanos Sanagustín volvieron a descifrarlo. Fuimos hacia un gran caos de rocas, luego por una fajeta hasta el cordal, donde giramos a la derecha, y por éste hasta la cima fácilmente. Eso sí, por el lado Español, que por la cara norte soplaba viento fuerte y helador. Magníficas vista en 360º, entre otros se veía Gavarnie, el embalse de Estaube, La Munia, La Brecha, el Taillón, y como no el Cilindro y Monte Perdido, etc.

    Cima del Gran Astazu, todos en oposición al viento

    Almuerzo o comida, según los gustos, pero es la una y sólo he tomado algo en el lago.
    Descendimos por el cordal hasta el collado de Swan. Oscar dijo de ir por el lado sur, pero no le hicimos caso y bajamos a la cara Norte.

    Faja que no debimos de recorrer nunca

    En horizontal recorrimos una faja estrecha y con algo de nieve casi helada, hasta debajo de la cima. Aquí Javier, que iba por delante decidió darse media vuelta, ¿cómo estaría el panorama? … Volvimos al collado Swan, descendimos unos metros y luego con menos peligro subimos a la cresta cimera, 35’.

    Gran Astazu, desde el Astazu Occidental

    Para descender seguimos el cordal sur hasta el Cuello de Astazu, y tomamos la senda que baja a las planas. Paramos a comer en el Balcón de Pineta, resguardados otra vez del viento.
    Largo descenso el que nos quedaba aún, 1200 m, casi como una excursión. Invertimos 3h 30’ en bajar desde el Astazu Occ. hasta el aparcamiento.

    Las fotos de Miguel y Reseña en PDF
    Las fotos de Jesús
    Las fotos de Oscar y Reseña
    Las fotos de Javier

    jueves, 6 de octubre de 2011

    Gran Facha 3005 m, desde el Balneario

    1 de Octubre de 2011
    Jesús y Miguel
    Desnivel: Gran Facha 1400 m; Total 1500 m
    Horario: Bachimaña Bajo 1h 25'; Embalse Pecico +1h 25'; Collado +1h; Gran Facha +30'; Pico Pecico 8'; Retorno 4h
    Dificultad: Cresta y canales verticales algo inestables

    De nuevo en el Balneario de Panticosa, esta vez vamos a tomar la GR11 dirección Norte, desde las inmediaciones de la casa de Piedra. A llegado octubre y seguimos disfrutando de un tiempo de verano. Ascendemos por el margen derecho del río Caldares, que discurre encajonado abriéndose paso entre el granito. Después del ensanche donde el río baja más tranquilamente, avistamos la “cuesta del fraile”, nada, una pequeña pared de unos 200m de desnivel. Tras ella llegamos al embalse bajo de Bachimaña, 1h 25’. Por el puente vienen algunos montañeros, pero ¿el refugio no está cerrado?

    Embalse de Bachimaña

    Rodeamos los Bachimaña por la izquierda, ¡que pena, al superior le falta mucha agua!, primero ascendiendo y luego en ligero descenso hasta la cola del embalse, donde tras cruzar el río encontramos unos carteles indicadores. El sol empieza a calentar, bebemos y nos quitamos los forros, para seguir por la derecha hacia el puerto de Marcadau. Terminamos de rodear el Bachimaña hacia el Este, luego por largas lazadas entre prados y más granito ascendemos hacia el Norte hasta llegar al Pecico de la Canal, que también está bajo mínimos. No se que me pasa pero desde que paramos en los carteles he perdido el ritmo … una pájara.
    Rodeamos el ibón por la derecha, dejamos la GR11 que va al puerto y llaneando llegamos a la presa del embalse de Pecico, que por cierto está bastante alejada del agua. Parada obligada a reponer fuerzas, llevamos 2h 45’. Jesús me cuenta que por aquí no ha conseguido llegar a la cima, ya que en su único intento que fue con nieve, hubo susto y se dieron la vuelta. Hay que rodear el embalse, buscarse la vida por la hierba hasta una especie de balconcillo, y subir esa vertical pedrera. Ha leído que es mejor subir por la izquierda de un triángulo y bajar por la derecha.

    Jesús estudiando la ruta

    Así lo hacemos, y por la izquierda subimos a una canal algo vertical. Mucho cuidado, el terreno es inestable, y nos ha dado un pequeño susto desprendiéndose una roca.

    Jesús subiendo por una canal

    Al final por una pequeña cresta perpendicular al collado llegamos hasta él, con unos últimos metros muy empinados y en ladera resbaladiza. Cuidado que la caída sería hacia la canal. Giramos a la derecha, y por el cordal fácilmente llegamos a la cresta cimera, que en escasos metros nos lleva a la cima, 1h 30’ desde el embalse de Pecico.

    Los Infiernos, desde la Gran Facha

    Increíble día para estar ya en Octubre, buena temperatura y nada de viento. Amplias vistas: por el Este y detrás del embalse de Respomuso sobresale el Midi d’Ossau, a la derecha el Frondiellas, la arista Bondier y el Balaitus (que nos espera ...), al Sur los Infiernos y Punta Zarre, al Oeste el Vignemale y al N-O el Midi de Bigorre.

    Repomuso, Midi d'Ossau, Frondiellas y Balaitus

    Concurrida cima, con montañeros que mayormente han venido desde Respomuso. Tras almorzar volvimos al collado y en menos de 10’ alcanzamos la cima del Pico Pecico. Merece la pena.
    Para el descenso usamos la canal de la derecha, muy empinada y algo resbaladiza, que nos llevo hasta la pedrera. Deslizando bajamos hasta el balcón, hicimos una pequeña horizontal hacia el Sur en busca de otra pedrera, y por el canto bajamos recto hasta el embalse de Pecico. El resto por el GR11, como por la mañana, y como es un regreso muy largo, paramos a comer en el Bachimaña inferior junto al puente de madera. Llegamos al balneario tras 4h de descenso.

    domingo, 18 de septiembre de 2011

    Picos Arnales 3006-3003 m y Pondiellos 2917 m

    17 de Septiembre de 2011
    Jesús y Miguel
    Desnivel: Pico Arnales 1400 m; Pico Pondiellos + 100 m; Total 1500 m
    Horario: Pico Arnales 3h 30'; Descenso desde el Pico Pondiellos 3h
    Dificultad: Cresta aérea

    Como éste fin de semana sólo había ventana de buen tiempo el sábado por la mañana, decidimos no irnos muy lejos y hacer este 3000, que es fácil y está cerca.

    Primeras luces sobre Argualas y Garmo Negro

    En el balneario de Panticosa caminamos junto a la orilla del ibón hacia el Este, cruzamos el puente y las pistas de esqui de fondo, y empezamos a ascender bajo el pinar. Unas cuantas lazadas nos llevaran hasta la Mallata Baja. Giramos a la derecha, atravesamos la última masa de bosque, y junto al río seguimos ascendiendo. El desnivel aumenta un poquito por una zona descompuesta antes de llegar a los prados de la Mallata Alta, donde varios caballos pastan tranquilamente, 1h. Aquí encontramos un cruce de sendas, seguimos por la derecha, dejando en pocos metros más y otra vez por la derecha la subida al ibón de Arnales. La nubosidad varia por momentos y vemos correr las nubes sobre las cimas. La subida no da tregua, nos vamos echando hacia el Norte, y abandonamos la senda que sube al Garmo Negro. Después de ascender un tramo por granito, por fin llegamos al Cuello de Pondiellos, 1h 30’. Menudo ritmo, ya estamos a 2809 m. Sobre nosotros ha despejado y también ha cesado el viento.

    Pico Arnales

    Reponemos fuerzas mientras contemplamos la hermosa estampa de los ibones de Pondiellos bajo los Infiernos. Continuamos ladeando por la derecha para no perder altura, pasando junto al collado que separa los Arnales del Pondiellos y fijando el rumbo hacia el otro collado que más al Norte separa los Infiernos del Arnales. Ascendemos por la pedrera, un poco inestable y resbaladiza, llegando al collado en unos 30’.

    Pico Pondiellos, Aguja de Pondiellos y Garmo Negro

    Unos montañeros nos animan diciendo que sólo quedan 5’. Por la derecha ascendemos fácil y llegamos a la cresta, pasamos junto a la cima y seguimos por la cresta, aérea y con alguna dificultad, hasta la punta que se encuentra más al Sur, 15’. Almorzando me dí cuenta de que la cima era en la otra punta, no aquí. En la cima disfrutamos de buen tiempo, aunque a lo lejos se veía mucha nubosidad.

    Jesús por la cresta de Arnales

    Reandamos la cresta, ahora se nos hizo más sencilla, hasta la cima Arnales 3006 m, y volvimos sobre nuestros pasos hasta el collado. Bajamos la pedrera a ratos esquiando sobre las piedras, y luego por senda hasta el collado que hay bajo el Pico Pondiellos. En una media hora desde el pico Arnales, pisamos la cima, con buenas vistas sobre la Aguja de Pondiellos y el Garmo Negro, cimas que reservaremos para otra ocasión.

    Los Infiernos y los Arnales, desde el Pico Pondiellos

    Se había nublado cuando empezamos el descenso, pero nos respetó y fue alternando nubes y claros. Comimos en la Mallata Alta, y ya al final, muy cerca del balneario nos cayeron cuatro gotas. El descenso desde el Pico Pondiellos unas 3h.

    El resto de mis fotos aquí
    Reseña en Pdf
    Las fotos de Jesús

    sábado, 10 de septiembre de 2011

    La Munia 3133 m, desde Petramula

    27 de Agosto de 2011
    Oscar y Miguel
    Desnivel: La Munia 1450 m; Total 1650 m
    Horario: Lagos La Munia 1h 45'; Cuello de la Munia +1h; La Munia +1h 10'; Pequeña Munia +20'; Sierra Morena + 20'; Regreso desde Sierra Morena 3h 50'
    Dificultad: Cresta aérea y Paso del Gato
    Material: Casco

    Aprovechando que nuestro Jesús está en los Alpes, hemos decidido demostrarle que también podemos hacer grandes cosas, y para ello hemos elegido la cima culminante de La Munia, esperamos no fallar.
    Dos horas en coche, y cuatro kilómetros de pista en bastante mal estado (la de Chisagües), nos llevaron hasta la explanada donde la gente prudente deja el coche. Además recordamos que queda un tramo muy empinado y bastante malo. Con la fresca temperatura de 5º y por la sombra, recorrimos el kilómetro y medio que nos separaba del aparcamiento de Petramula. Tomamos dirección Lagos de La Munia por donde indicaba el cartel. Vamos hacia el Este, cruzamos el barranco de Petramula y la senda asciende entre praderas, girando lentamente hasta tomar dirección Norte. Cada vez la subida se endurece un poco, y no hay ni un descansillo. ¿Llevamos buen ritmo? No sabemos muy bien.
    Enfilamos hacia el Cuello del las Puertas siempre por el margen derecho del barranco del Clot. Según nos acercamos el viento va en aumento, ¡qué frío! y yo en camiseta. Intentamos no perder altura y ladeamos un poco por la izquierda. Al final debemos bajar una pequeña pedrera para volver a la senda y llegar a los lagos, donde nos resguardamos del viento tras unas rocas. Me abrigo un poco y tras un corto tentempié, continuamos. Hasta aquí 2h 45’, ¿vamos bien? Si.

    Lagos de La Munia

    Continuamos hacia el N rodeando los lagos por la derecha. Poco desnivel separa uno de otro, la senda se desdibuja, buscamos mojones, y volvemos a la senda que ahora se dirige al N-O. El ascenso se endurece conforme nos vamos acercando al Cuello de La Munia. Otra vez vuelve a tocar abrigarse, que desde Francia sopla la boira con fuerza, pero por suerte para nosotros, las nubes no llegan a cruzar a España, 1h.En el Cuello de la Munia torcemos a la derecha para coger la cresta. Primer tramo fácil, aunque seguimos a tres montañeros que nos dieron una pequeña vuelta por la vertiente francesa. La senda vuelve al lado español, y tras una vertical canal se llega al famoso Paso del Gato, ¿porqué será?

    Paso del Gato

    Es un plano inclinado, donde a parte de una estrecha grieta para meter los pies, no hay muchos sitios donde agarrarse. Para nuestra tranquilidad había colocada una cuerda que nos ayudó un poquito. Luego seguimos por la cresta, muy entretenida, que excepto un estrecho paso con patio a ambos lados, es fácil. Pisamos la cima en poco menos de 4h (desde el collado 1h).

    Cresta final de La Munia

    Almorzamos tranquilamente disfrutando de las vistas.
    Y ya que estamos aquí, podemos seguir la cresta hacia el N-E, bajar un poco hasta la Pequeña Munia 20’, y seguir el ancho cordal grisáceo que lleva a Sierra Morena, otros 20’. Más allá, aunque muy cerca queda el Troumouse (el del trípode), pero hay que descolgarse por una pared. A los dos primeros o vienes por La Munia o es probable que no subas si no vas dispuesto a escalar.

    Sierra Morena y el Troumouse

    Fotos y regresamos. Este plus lo voy a acusar, ya voy notando que Oscar va mucho más fresco, como se nota la preparación. Volvimos a recorrer la cresta de La Munia, descendimos el Paso del Gato, y en vez de volver al Cuello de la Munia, bajamos hacia el S por una pedrera, hasta encontrarnos con la senda que habíamos seguido por la mañana.
    El descenso desde Sierra Morena nos costó casi 4h.

    El resto de las fotos aquí
    Reseña en pdf
    Rutas por la montaña
    Fotos de Oscar

    lunes, 5 de septiembre de 2011

    Ibón de Escalar, desde Astún

    15 de Agosto de 2011
    Azu, Isabel, Javier, María y Miguel
    Desnivel: 570 m
    Horarios: Ibón 1h; Col des Moines 20'; Pico 20'; Retorno 1h
    Dificultad: Ninguna

    Como punto final a esta semana en Villanúa, intentaremos subir a los ibones de Escalar y Truchas desde Astún. Vemos alguna nube por el Norte, pero parecen poca cosa. De camino a Astún y a la altura de Candanchú aparecen más nubes y de repente una niebla bastante espesa, oh, oh. Continuamos y al llegar al aparcamiento la niebla persiste. Muchas dudas … tenemos que pensar otra opción. Pero cuando terminábamos de ponernos las botas se abrió una pequeña ventana, ¡que calor! Probaremos a ver si podemos subir.

    Niebla en Astún

    La senda comienza desde la esquina del último edificio de la estación y junto al barranco de Escalar. Los primeros metros son bastante empinados, mejor tomarlos con tranquilidad, aunque también se pueden realizar siguiendo la pista de esqui. Algunas vacas pastaban plácidamente en medio de la senda. Seguimos subiendo junto al barranco de Escalar, siempre al margen izquierdo, por la pradera que cruza los llanos del sol. Nombre al que hacen alusión en el momento en que la niebla se aparta. Esta iba y venía, pero por suerte para nosotros se quedó abajo, y al llegar al ibón de Escalar sólo quedaba algo que se disipó enseguida. Allí también encontramos caballos pastando.

    Javier en el Ibón de Escalar

    Caballos pastando

    Javi y yo nos dimos una vuelta por los alrededores, en busca de edelweiss, pero no hubo éxito.
    Como el día había mejorado, cambiamos el ibón de Truchas por el collado de los Monjes, que sabemos que tiene unas buenas vistas. Rodeamos el ibón por la derecha, y seguimos la senda que claramente sube hacia el N-E. A María le costó un poquito, pero al final llego al collado, 20’.
    Como recompensa excepcionales vistas del Midi y de Francia con su habitual mar de nubes.

    Midi d'Ossau, desde el col des Moines

    Como Javi quería más, subimos al pico (sin nombre) que hay a la derecha del Col des Moines. Es muy fácil, sólo es una loma con poco más de 100 m de desnivel, que cuesta unos 20’.
    Desde la cima no se ve el ibón de Escalar, hay que descender unos metros hacia el Este. Allí comimos sobre una roca con vistas a dicho ibón.

    Ibón de Escalar, Azu, María, Javier, Isabel y Miguel

    La niebla se había retirado, y en el descenso el sol nos calentó de lo lindo. A María le dolía un poco la cabeza, pero se le pasó tras remojarse la gorra. Como nos quedamos atrás, los últimos metros los realizamos corriendo. El descenso 1h.

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...