viernes, 11 de junio de 2010

Tuca Blanca de Pomero 2697 m, desde la Besurta

8 de Junio de 2010
Jesús y Miguel
Desnivel total: 800 m
Horario: 2h 20'

Forau de Aiguallut
Con las botas todavía húmedas del domingo, comenzamos a caminar desde la Besurta, aprovechando que se ha retirado la nieve de la carretera y aún no funciona el autobús.
Con mucha nubosidad y viento en altura, tomamos el camino que hacia el Este se dirige a Aiguallut. Dejamos a mano derecha el desvío hacia la Renclusa y tras un pequeño repecho salimos al llano que precede al Forau de Aiguallut, al que llegamos al cabo de 30’.

Nos hemos encontrado con muchas marmotas, e incluso alguna se ha dejado fotografiar. El Forau no traga todo el agua que recibe, y ésta se acumula en su fondo. Remontamos hasta la cascada y salimos a la Plana de Aiguallut. Mucha nubosidad impide ver los 3000’s de la zona. Rodeamos por la izquierda esta plana para después remontar junto al barranco de la Escaleta otro pequeño desnivel. Otra zona más o menos plana nos acerca al Coll de Toro.

Tuca Blanca de Pomero
Antes de llegar a él, decidimos acortar subiendo directamente por la herbosa ladera. Jesús ha empezado a poner un ritmo que me cuesta llevar, y me voy quedando rezagado. Pasamos junto a un par de pequeños ibones, aún con nieve, a la vez que a nuestras espaldas queda el Ibón de Coll de Toro. Llegaremos hasta un collado entre el Pene Nere y La Tuca Blanca de Pomero, para dirigirnos primero a ésta última, por la fácil cresta cimera. Resulta que solo nos ha costado 2h 20’, ¡ya lo notaba yo! … Jesús ha acelerado pensando en las nubes que podían venir.
La cima despejada, pero los picos que nos rodean ocultos bajo las nubes.
Resguardados del viento hacia el Norte almorzamos. Hubo algunos instantes en que se abrió una pequeña ventana y conseguimos ver el sol.
Luego descendimos la cresta hasta el collado y como no, atacamos el Pene Nere. Escasamente nos quedan unos 50 m de fácil cresta. Desde aquí hay una bonita vista del Ibón de Coll de Toro y del Mall d’Artiga, que ya reservamos para otra ocasión. Volvimos otra vez al collado y por la ladera fuimos a buscar el torrente para bajar junto a él hasta el Ibón del Coll de Toro, que aún permanece parcialmente helado. Descendimos por la senda haciendo un alto el Plano de Aiguallut, donde cerca de la cascada paramos a comer, mientras esperábamos a que se despejara y poder ver el Aneto. Lástima, solo pudimos ver el Collado de Coronas y la Punta Oliveras.
Tras una medio siesta, regresamos hasta la Besurta, contentos porque esta vez sí que habíamos hecho cima, y sin mojarnos, cosa que parecía improbable a primeras horas de la mañana.

Fotos de Jesús
Fotos de Miguel

1 comentario:

Chesco dijo...

Buena descrioción e interesante blog.
Saludos,
Chesco

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...