sábado, 17 de septiembre de 2016

Vuelta a las tres cascadas de Ardonés

14 de Agosto de 2016
Begoña, Javier, Adrián, Azu, Javi, María, Isabel, Diego y Miguel
Desnivel: 175 m
Distancia: 6 km
Dificultad: Fácil
Tipo de recorrido: Circular

Horario - Altitud
11:30 - 1600 m - Cerler
11:45 - 1640 m - Ermita de San Pedro Martir
12:10 - 1660 m - Palanca del Molin
12:43 - 1750 m - Cascada de Ardonés
14:42 -              - Inicio retorno
15:07 -              - Divisamos otra cascada
15:47 - 1580 m - Cerler (Pero en la otra punta, por las piscinas)

Como va siendo habitual en las últimas vacaciones de verano, volvemos a realizar ésta bonita excursión, aunque hoy será de forma circular. Además hoy nos acompañan unos amigos de Huesca.
En Cerler buscamos la calle Paseo de Ardonés y subimos por ella hasta la primera curva fuerte a la izquierda. Aparcamos donde podemos, hoy no hay muchos para elegir. Ahora han puesto unos cartelitos señalando Las 3 Cascadas.

Nuevos cartelitos

Sin girar, hemos seguido de frente para salir del pueblo. Cruzamos el arroyo, hoy seco, y comenzamos a subir por el camino de la izquierda, encajonados entre muretes de piedra y protegidos del sol por la vegetación. Previsión de mucho calor para hoy.

Buena sombra por la senda

En unos 15' llegamos a la Ermita de San Pedro Martir, que se puede visitar, y que hace un puente sobre la senda. No recuerdo que años anteriores estuviera abierta y tampoco que una senda partiera de la misma ermita por la izquierda.
Seguimos por la senda principal en ligero ascenso, la vegetación va reduciéndose hasta quedar solo matorrales. A la derecha observamos la pirámide perfecta del Pico Cerler, y bajo él, el cuartel militar.

Diego

Tras un sube y baja llegamos a la confluencia del barranco de Ardonés con el de Ampriú. Cruzamos el primero por la Palanca del Molin, y la senda gira a la izquierda, ascendiendo suavemente junto al barranco por su margen izquierda.

Barranco de Ardonés

Luego nos separamos un poco del cauce para cruzar la pista que viene de la última curva del Ampriú. Ánimo ya queda poco.
Seguimos ascendiendo, entramos en el bosque de pino negro, y siguiendo junto al barranco, pero a más altura, enseguida divisamos la Cascada de Ardonés, bonita como siempre aunque este año no lleva tanto caudal.
En sentido contrario al nuestro viene una multitid de montañeros, Y mientras esperamos para poder cruzar el puente, nos hacemos algunas fotos.

Cascada de Ardonés

Nada más cruzar el puente hay unos metros habilitados con una sirga pasamanos, no lleva mucho peligro pero el agua puede gastarnos una mala pasada. Precaución. Yo pasé a Diego en brazos.
Seguimos por la estrecha senda y nos detuvimos a comer y echar la manta en la siguiente cascada, ¡qué pena! está casi seca.
Hicimos algún dique para entretener a Diego, y luego Javier y yo subimos a la parte superior para descubrir que arriba no hay ninguna poza, ¡Oh!

No, no hay poza

Después de la comida, pasamos junto a la tercera cascada y tomamos dirección Cerler. Sin bajar al barranco seguimos la senda que entre pastizales avanza sin perder altura.

De regreso

Seguir las marcas y no despistarse con el camino más ancho, ya que la senda cruza un campo donde tienen a las vacas pastando. Por aquí aún vimos a lo lejos otra cascada que quedaba a nuestra derecha.

Cuidado con las vacas

Aparecimos en Cerler por la zona de las piscinas, y solo nos queda cruzar el pueblo hasta volver al punto de partida.

Iglesia de Cerler

Fotos 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...