viernes, 9 de abril de 2010

De Huesca a la Alberca de Cortés, PR-HU 140, 2 Abr 2010

Sencillo recorrido que nos acerca a uno de los enclaves naturales más interesantes de los alrededores de Huesca, la Alberca de Cortés. Parte del trazado coincide con el Camino de Santiago.
Iniciamos el camino en el entorno del puente de San Miguel, en la margen izquierda del río Isuela, recientemente restaurada y acondicionada. Comienza en común con el PR-HU 146 durante los primeros 400 m de itinerario, para desviarse atravesando el río por una pasarela que conduce a un camino. Éste no lo abandonaremos hasta atravesar la autovía por debajo, donde deberemos girar a la derecha para tomar otro camino, que al cabo de poco más de 2 km. alcanza la Alberca de Cortés. En éste punto tenemos dos opciones, rodear la alberca por el Oeste para llegar a Chimillas y luego a Banastás, o bien hacerlo por el Este para alcanzar directamente Banastás.
Nosotros optamos por rodear la alberca por el Este y volver por el Oeste sin visitar dichos pueblos.
 
Alberca de Cortés, con Gratal de fondo

 Dos minutos de historia:

El origen de la alberca de Cortés, junto a la de Loreto, se remonta a finales del siglo XV, cuando la máxima autoridad de la Orden de San Juan de Jerusalén en la Corona de Aragón, el Castellán de Amposta, ordenó su construcción al maestro Guillermo Bertin, quien la acabó en 1501. El agua procedía del azud de Nueno en el río Isuela, sobre el que la ciudad tenía derechos otorgados por Pedro IV en el siglo XIV. Además las tierras que iba a regar eran sanjuanistas.
El brocal abierto en el frente de la presa lleva inscrito el año de 1879, que corresponde a las reformas para integrarla en la red de regadíos dependientes del embalse de Arguís. Entre su fecha de creación y ésta última, tuvo que ser agrandada, limpiada y reparada en numerosas ocasiones. Los principales problemas siempre fueron las filtraciones, sobre todo en el muro derecho, y la acumulación de limos. De esta forma, la capacidad en el siglo XVI está calculada en torno al medio millón de metros cúbicos y, sin embargo, en el siglo XIX albergaba 275.000 m3 después de las remodelaciones mencionadas, cantidad que también ha mermado posteriormente



  De Huesca a la Alberca
Aquí las fotos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...